Cómo bajar el azúcar en sangre de inmediato

Escrito por Alicia Gallegos
Ve al médico con regularidad para controlar tus niveles de azúcar en sangre.
monkeybusinessimages/iStock/Getty Images

El azúcar extremadamente elevado en sangre es una afección peligrosa que podría derivar en un shock diabético y, potencialmente, en la muerte. Si tu nivel de azúcar en sangre sube inesperadamente, sigue estos consejos para reconocer los signos y disminuirlo rápidamente. Un diagnóstico rápido es esencial para poner tu nivel de sangre bajo control y evitar una emergencia médica.

Familiarízate con los signos del azúcar elevado en sangre. Según los Centros de Control de las Enfermedades, los síntomas incluyen sequedad bucal, sed, orinar a menudo, cansancio y visión borrosa. Otros síntomas más serios incluyen náuseas, vómitos y dificultad respiratoria.

Examina tu sangre con un equipo casero de control de glucosa sanguínea. Para la mayoría de la gente, los índices superiores a 140 mg/dL son demasiado elevados, sin embargo, algunas personas con diabetes de tipo 2 pueden no notar signos de un aumento de glucosa hasta que su nivel supera los 300. Si es posible, también analiza tu orina para detectar la presencia de cetonas. El azúcar elevado en sangre puede provocar cetoacidosis diabética, que es una enfermedad que pone en riesgo la vida.

Si crees estar experimentando cetoacidosis, consulta de inmediato a tu médico. Si tu análisis de orina da un resultado negativo de cetonas, comienza el proceso de reducción del azúcar en sangre consumiendo menos cantidad en tu próxima comida. Trata de comer productos con bajo índice glucémico, tales como brócoli, coliflor, apio, maní y arroz integral.

Ejercita. Camina a paso vivo o comienza a correr. De acuerdo con DiabetesHealth, aumentar la actividad física, como caminar 20 minutos o más, mejora la tolerancia a la glucosa y hace bajar de peso. Si estás limitado por una silla de ruedas o la cama, comienza de inmediato a balancear tus brazos o a hacer movimientos para realizar un pequeño entrenamiento.

Relájate. Un artículo de Readers Digest informa que el estrés juega un rol importante en el desarrollo y en el curso de la diabetes y el azúcar elevado en sangre. Comienza a practicar técnicas de respiración profunda, permitiendo a tu estómago expandirse completamente y exhalando luego. Repite durante 20 minutos. También prueba con una relajación muscular progresiva. Esta técnica requiere tensar y después relajar un cierto grupo de músculos. Empieza con la parte inferior de tu cuerpo y avanza hacia arriba, tensando lentamente y luego relajando los músculos.

Controla tus niveles de azúcar sanguínea a diario. Apunta tu índice y mantén un control de los aumentos o descensos repentinos. Date tiempo para cuidar tus hábitos alimentarios y de ejercicios. Sigue un plan de comidas que contenga los niveles glucémicos apropiados. Consulta con un nutricionista matriculado y realiza cualquier ajuste para dar con el menú que mejor se adapte a tus necesidades.

Consejo

Bebe abundante agua. Toma diariamente la medicación para la diabetes o cualquier otra en el mismo horario.

Advertencias

Si tienes diabetes, siempre usa un brazalete médico de identificación o un collar que diga que tienes dicha enfermedad. Esta identificación le permitirá a tus conocidos o a extraños reconocer tu afección en caso de una emergencia.