¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo ayudar a un ser querido a perder peso (sin herir sus sentimientos)

Escrito por Oriana Pineiro | Fecha actualizada July 04, 2018

Muchas personas son cercanas a alguien que ha estado tratando de perder peso por meses, años o incluso décadas. Descifrar cómo apoyar mejor a esa persona, ya sea que él o ella sea un miembro de la familia o un amigo, puede ser duro. Lo mejor es que seas alentador sin permitir malos hábitos. También, que ayudes a esa persona a apegarse a sus metas sin ser autoritario.

Con las resoluciones de año nuevo de pérdida de peso en pleno efecto, aquí están algunas cosas útiles que puedes hacer y las que no debes hacer, para animar a la persona querida con exceso de peso.

1. Perfecciona tu respuesta a los malos comentarios

Algunas veces un ser querido hará comentarios sobre su peso y puede que sientas la urgencia de responder, aunque es probable que no sepas qué deberías decir. Con frecuencia, tu reacción visceral podría ser decir rápidamente "no lo eres" o ignorar el comentario al cambiar rápidamente el tema.

"Evita discutir respecto a si tu ser querido es o no es realmente gordo. Esa es su percepción, ya sea verdadera o falsa", dice la terapeuta Karen R. Koenig, máster en educación y trabajadora social clínica licenciada especializada en la psicología de comer. "Pregúntale a tu ser querido qué espera de ti cuando hace un comentario como "Estoy gordo" o expresa infelicidad con su peso".

Entonces la conversación puede continuar desde allí de una manera más productiva que verdaderamente beneficie a tu amigo o familiar, sin que ninguno de ustedes se sienta incómodo o indefenso.

2. Valida sus sentimientos

Cuando los seres queridos expresan preocupación por su peso, especialmente si han probado y fallado sus dietas en el pasado, a menudo expresan frustración y desesperanza, dice la psicóloga con sede en Nueva Jersey, la Dra. Julie Davelman, que se especializa en ayudar a las personas a conocer su salud y objetivos de bienestar .

Si bien es posible que desees intervenir y sugerir soluciones, es más importante que tu ser querido se sienta escuchado. "Considera decir cosas como 'Sé que debe ser frustrante pensar en tratar tu peso nuevamente' o 'Veo cuán molesto estás por no haber podido seguir con tu dieta'", sugiere Davelman. "Entender sus sentimientos los ayudará a sentirse menos a la defensiva". Esto les ayudará a ver que realmente desean ayudar.

3. No seas insistente

La profesional de fitness Sarah Ann Kelly, fundadora de MomTrainer.com, señala que puede ser extremadamente frustrante ver a un amigo o a un familiar luchar con su peso, pero está en él o ella hacer un cambio. Que ellos digan que les gustaría perder peso y tomar los pasos para en realidad hacerlo son dos cosas muy diferentes, y no te corresponde forzar la situación.

Debes tener cuidado con tus comentarios para evitar sonar crítico o autoritario. "Nunca digas cosas como '¿Deberías comer eso?' '¿No has tenido suficiente?' '¿Por qué no ejercitas hoy?' y 'Pensé que querías perder peso' ", dice la entrenadora y educadora para pérdida de peso Patricia Moreno. Aunque sean con buena intención, esos comentarios solo alejarán a las personas e incluso las podrían desalentar de trabajar hacia sus metas.

4. Pregunta cómo puedes dar apoyo

La mejor forma de ayudar a alentar a tu ser querido en su proceso de pérdida de peso es hacer una pregunta: "¿Qué puedo hacer para apoyarte mientras consideras lo que deberías hacer?" dice la psicóloga y terapeuta de desordenes alimenticios Robin Hornstein, Ph.D.

En algunos casos, puede que tu amigo o familiar quiera hacer el recorrido a un estilo de vida mas saludable en soledad o con otros en la misma situación, al unirse a un grupo de pérdida de peso. En otros casos, puede que tengan ideas concretas de cómo puedes darles mejor apoyo. Escucha esas ideas y mantente dispuesto a ayudarlos en la forma que quieren, no en como tú crees que sería mejor ayudarlos.

5. Proporciona el contexto para el cambio

Si la persona que quiere perder peso es alguien que vive contigo, como un hermano, padre o pareja, este cambio en el estilo de vida se puede convertir en un asunto del hogar: "Habla acerca de las formas en que ustedes, como familia, pueden alcanzar sus objetivos de salud", sugiere Davelman. "Por ejemplo, considera decir 'Por mi parte, para nuestro plan de salud, tomo la responsabilidad de comprar las frutas y los vegetales, para que así siempre tengamos en casa opciones de merienda saludable. ¿Qué quieres hacer tú?" Abordar este proceso como equipo disminuirá el juicio y va a ayudar a que la persona se sienta apoyada.

También aconseja establecer metas específicas y manejables, como cocinar en casa unas cuantas noches a la semana o ir juntos a caminar 15 minutos cada mañana. "Este proceso lento permite que la persona tenga una experiencia positiva con volverse saludable, en vez de una negativa o severa, como la que pudieron haber tenido en el pasado", dice ella.

6. Rechaza la conversación negativa hacia si mismo

De acuerdo con la consultora de psicología deportiva y entrenadora personal Jacqueline Kelly, lo más importante que puedes hacer al tratar de ayudar a un ser querido a lograr un cambio en su comportamiento, es reforzar la conversación positiva hacia si mismo. "Diles un pensamiento concreto para reemplazar al negativo", dice ella. "Así cuando ellos digan 'Soy gordo' o 'No puedo hacer tal cosa' o 'Nunca seré de tal manera', tú dirás, 'Eso es solo un pensamiento, Y aquí está otro: 'Pequeños pasos es todo lo que se requiere. Tú estás tomando pasos pequeños e importantes cada día', o 'Eres perfecto tal como eres y hoy estás escogiendo ser más saludable".

Kelly explica que si la persona enfoca su meta desde la autoaceptación, los cambios de comportamiento serán mas sencillos de mantener. Sentirse "suficientemente bueno" es una parte crucial de este proceso.

7. Abstente de ofrecer consejo

Es tentador querer das consejos o compartir lo que funcionó para ti al perder peso o al cambiar tu estilo de vida, pero esos comentarios no serán de ayuda para tu ser querido, dice Koenig. "Date cuenta de que la razón principal por la que le damos consejos o sugerencias a otros es debido a que nos sentimos inútiles en ayudarlos", explica ella. "Aprende a quedarte con esa impotencia. O mejor aún, expresa esa impotencia a tu ser querido. Podrías decir, 'Te quiero mucho y me siento impotente de no saber cómo ayudarte'".

Lo que puedes hacer en vez de ofrecer consejos, dice Kelly, es plantear un ejemplo positivo. "Muchos de mis clientes de pérdida de peso se molestan demasiado cuando los miembros de su familia los 'animan' a perder peso, pero siempre están motivados cuando ven que las personas a su alrededor obtienen resultados", dice ella. "Si quieres inspirar a un cambio sin darle tensión a la relación, haz algunos cambios visibles en tu vida, algo tan simple como intentar una nueva clase del gimnasio u escoger tu ropa la noche antes de una carrera".

8. Celebra el progreso

Una de las mejores formas de dar apoyo es ser como un animador para tu ser querido. "Da aliento a cada progreso que notes", dice Moreno. "O, si notas que han tenido una adversidad y están molestos, recuérdales que no hay camino recto al éxito y que es un cambio a largo plazo, no algo rápido".

Celebra el éxito al encontrar gratificaciones nuevas y saludables: Vayan juntos a un concierto en el parque, dense el gusto de ir de compras o elijan ir a un bar de jugos donde haya "hora feliz". Lo que sea que decidas hacer, tu entusiasmo y solidaridad va a animar a tu ser querido a seguir avanzando.

¿Qué opinas?

¿Eres cercano a alguien que está tratando de perder peso? ¿Cuáles son las maneras en las que los apoyas? ¿Vas a intentar alguna de las tácticas mencionadas anteriormente?

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com