Cómo automasajearte el cuello

Escrito por Contributor

Cómo automasajearse el cuello. La terapia del masaje puede mejorar la circulación sanguínea, relajar los músculos y aumentar los niveles de las endorfinas que hacen sentir bien a la persona. Es un gran método de sanación holística en el que mucha gente se capacitó durante años a fin de perfeccionarlo. La buena noticia es que puedes disfrutar de los beneficios curativos de la terapia del masaje aprendiendo a automasajearte el cuello.

Asegúrate de estar en un lugar tranquilo donde no te perturbarán durante unos minutos. Tómate un momento para centrarte en dónde están exactamente los dolores y molestias en tu cuello.

Entrelaza tus dedos detrás de la cabeza dejando el pulgar libre y apuntando hacia tu cuello.

Coloca un pulgar a lo largo de cada lado de la columna vertebral en la base de tu cuello y presiona las yemas de los pulgares en los músculos largos a lo largo del costado de tu cuello.

Presiona firmemente en círculos lentos y profundos. Haz unos ocho círculos en cada lugar y luego mueve las yemas de los pulgares a una nueva posición. Continúa hasta llegar a la parte superior del cuello.

Coloca las yemas de los pulgares encima de tus orejas con las palmas presionadas ligeramente a un costado de la cabeza.

Aplica una presión lenta y uniforme a lo largo de tu línea de cabello natural hasta que tus pulgares se junten en la parte posterior de tu cabeza.

Traza pequeños círculos con las yemas de los pulgares a medida que las mueves a lo largo de la línea del cabello y regresan a su posición original. Repite el masaje tantas veces como lo desees.

Advertencias

No ejerzas una presión fuerte en ningún área del cuello que esté roja, quemada por el sol o lesionada. Si algo te resulta doloroso, no lo hagas. No trates de curarte a ti mismo con el automasaje si has estado gravemente enfermo o lesionado. Consulta a un profesional.