Cómo aumentar la resistencia muscular

Escrito por Serena Styles
None

La resistencia muscular es la capacidad de repetir un movimiento o acción de manera continua durante un período de tiempo. Tener alta resistencia muscular significa que tienes la capacidad de mantenerte realizando una acción repetitiva extenuante por un largo período de tiempo. Según el American Council on Exercise, la resistencia muscular depende de la de los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. Si cada uno de ellos no funciona correctamente, los músculos no tendrán la resistencia máxima. La resistencia debe aumentarse con el tiempo, para que tu cuerpo construya cada uno de los aspectos de la condición física general.

Comienza una rutina de ejercicios cardiovasculares. Estos ejercicios aumentan la resistencia total de tu cuerpo, de acuerdo con Wayne L. Westcott, autor de " Construyendo fuerza y resistencia". Realizar de 30 a 60 minutos de ejercicio cardiovascular, tres a cinco días a la semana, te ayudará a mejorar la resistencia muscular. Algunos ejemplos de ejercicios cardiovasculares entre los cuales puedes elegir son trotar, correr, patinar, nadar, caminar, jugar al tenis y saltar la cuerda.

Inicia una rutina de ejercicios de peso corporal. Estos ejercicios utilizan el peso del cuerpo solamente. De acuerdo con Brad Johnson, autor de " Ejercicios de peso corporal para lograr una extraordinaria fuerza", este tipo de ejercicios ayudan a mejorar la resistencia y tensión muscular. Haz una rutina de 20 a 30 minutos de duración, basada en tus preferencias personales y la capacidad de tu cuerpo. Johnson afirma que una rutina ideal para aumentar la resistencia muscular de una persona promedio se compone de cinco a diez ejercicios, realizados de tres a cinco días a la semana. Cada uno debe hacerse en dos, tres o cuatro series de 12 a 20 repeticiones cada una. Ejemplos de ejercicios de peso corporal son los abdominales, sentadillas, dominadas, flexiones de pecho, desplantes, elevación de talones y levantamiento de piernas.

Consume de 10 a 20 gramos de proteína 30 minutos antes de cada entrenamiento. Según el American Council on Exercise, el consumo de este elemento prepara los músculos para el entrenamiento por venir, lo que resulta en una rutina de ejercicios más eficaces. El organismo la utiliza para proveer de energía a tus músculos, lo que permite entrenarte por más tiempo, beneficiando la resistencia muscular. Las barras y batidos de proteínas son una forma de obtenerlas rápida y fácilmente. Otra opción, según Johnson, son los huevos. Contienen 6 gramos de proteína cada uno y son una sencilla comida antes del entrenamiento.

Consejo

Antes de comenzar cualquier dieta nueva y/o ejercicio, consulta siempre a un médico.