Cómo analizarte para saber si eres bipolar

Escrito por Sandi Busch
La frecuencia y longitud de los episodios, la edad en que empiezan y la severidad de los cambios de ánimo varían.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

El desorden bipolar, que solía ser llamado enfermedad maníaco-depresiva, se caracteriza por cambios de humor recurrentes de manía o depresión. La frecuencia y longitud de los episodios, la edad en que empiezan y la severidad de los cambios de ánimo varían. El hecho constante es que el desorden bipolar es una enfermedad severa, compleja y de por vida que a menudo se hereda en la familia.

Antes de analizarte para saber si eres bipolar debes primero reconocer los síntomas.

En muchos episodios maníacos, podrías experimentar un buen humor muy exagerado o un mal humor irritable. Podrías tener una energía y nivel de actividad incrementada, incluyendo el habla y los riesgos asumidos. También podrías exhibir actividad impulsiva y disminución de sueño.

Para los episodios depresivos, podrías tener una pérdida de energía y disminución de actividad. La imposibilidad de concentrarte o tomar decisiones puede suceder. Sentirse culpable e infeliz es común. Podrías tener menos interés en la vida. Los cambios de sueño y apetito son normales.

Comienza a juntar información tan pronto como reconozcas los síntomas. Registra cuándo cada episodio maníaco depresivo comienza, cuánto dura y cualquier evento biológico o ambiental que pueda haber disparado el cambio de humor. Reconstruye cualquier ocurrencia pasada de cambios de ánimo. Colecta la historia familiar. A lo mejor un pariente ha sufrido depresión, manía u otra enfermedad mental.

Ubica un servicio de salud mental. Ve a una clínica o un psicólogo o psiquiatra individual. Si puedes, obtén referencias del médico de familia, una enfermera o trabajadora social o un consejero religioso. Las universidades grandes que tienen centros médicos son otro buen lugar para buscar médicos o clínicos. Encontrarás los enlaces en la sección de recursos los directorios de ayuda cerca tuyo.

Pide un turno con un psiquiatra o un psicólogo. Coopera pacientemente, honestamente contesta las preguntas de evaluación y provee tanta información como sea posible.

Busca ayuda si estás en crisis. Si tu comportamiento está fuera de control, o si te quieres suicidar, inmediatamente busca a un amigo, familiar o profesional de la salud. También podrías elegir ir a una sala de emergencias.

Advertencias

No ignores tus síntomas. No esperes demasiado para buscar ayuda.