Cómo aliviar un dolor de muelas sin usar medicación

Escrito por Contributor
Cuando tienes un dolor de muelas es difícil que puedas concentrarte en otra cosa que no sea el dolor.
Thinkstock Images/Stockbyte/Getty Images

Cuando tienes un dolor de muelas es difícil que puedas concentrarte en otra cosa que no sea el dolor. No obstante, si tomas demasiados medicamentos, es posible que te duela el estómago además de los dientes. Prueba estos analgésicos naturales antes de tomar otra dosis de pastillas.

Intenta aliviar el dolor usando el mismo método que utilizarías para los golpes y las contusiones en cualquier otra parte de tu cuerpo: el hielo. El hielo entumecerá la zona y te proporcionará un alivio temporal hasta que puedas acudir al dentista. Ponlo en una bolsa de plástico y envuélvela con una toalla. Aplícalo en la cara directamente en la zona dolorida. Déjalo actuar durante 20 minutos y luego quítalo. Repite el procedimiento si es necesario.

Si el hielo no es suficiente, prueba con una bolsita de té. Mójala y colócala en la encía, donde se localice el dolor. No rompas la bolsita o tendrás que reemplazarla. Calentarla un poco te proporcionará aún más alivio.

El clavo de olor es considerado un buen remedio para el dolor de muelas. Si pones clavo molido o aceite de clavo directamente en dientes y encías, deberías sentir alivio. No olvides enjuagarte.

¿No te gusta el sabor a clavo? Prueba con una mezcla de bicarbonato y agua o bien de sal y agua. Ambas pueden utilizarse para tratar el dolor de muelas. Llena una taza de 8 onzas (236 ml) con la mezcla, pásala por tu boca y luego enjuágala. Repite hasta terminarla.

Si nada de lo anterior funciona, es posible que tu dolor de muelas esté asociado a otros malestares, como dolor de cabeza o de cuello. Por lo tanto, posiblemente puedas aliviar el dolor haciéndote masajes en la mandíbula o las sienes.

No te olvides de pedir cita en el dentista. El dolor de muelas es casi siempre un indicativo de caries dental.

Advertencias

Recuerda que estos métodos son simplemente para calmar el dolor. No sirven para prevenir ni para curar la caries dental.