Cómo aliviar el dolor y tratar una infección en el oído

Escrito por Kathryn Milner
Las infecciones del oído se tratan con antibióticos y pueden durar de una a dos semanas.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las infecciones del oído ocurren cuando las trompas de Eustaquio se obstruyen o se bloquean. La trompa de Eustaquio es un conducto que drena mucosidad y otras bacterias de los oídos a la parte posterior de la garganta. Las infecciones del oído se tratan con antibióticos y pueden durar de una a dos semanas. A menudo, las infecciones son dolorosas; y los síntomas y el malestar se pueden tratar con medicamentos de venta libre y medicina alternativa.

Tratamiento básico para aliviar el dolor

Retira la tapa que cubre la botella de alcohol isopropílico y utilízala como recipiente para llenarla de alcohol. Realiza este procedimiento con cuidado porque el líquido se podría derramar.

Embebe una bolita de algodón en el alcohol de la tapa.

Coloca el algodón dentro del oído con infección y déjalo durante quince minutos.

Retira el algodón y haz que el líquido de tu oído se escurra inclinando el lado de tu cabeza, en donde se encuentra el oído infectado, sobre el fregadero.

Coloca una almohadilla térmica sobre la almohada y recuéstate apoyando el oído infectado sobre la almohadilla. Esta debe estar configurada en una temperatura mediana.

Remedio casero

Mide media taza de agua y media taza de jugo de limón y vierte ambos líquidos en un recipiente.

Calienta los ingredientes en el microondas durante once segundos, aproximadamente. Deben alcanzar una temperatura tibia, no muy caliente.

Con un gotero, absorbe un poco de la mezcla y administra tres gotas dentro del oído infectado.

Deja que la mezcla penetre en el oído durante 15 minutos, aproximadamente. Asegúrate que durante esos minutos la mezcla no se escurra fuera del oído.

Escurre el líquido del oído en el fregadero, enjuaga el gotero y llénalo con agua tibia. Administra algunas gotas de agua dentro del oído con el gotero y luego vuelve a escurrir el agua en el fregadero.

Consejo

Repite el tratamiento con el alcohol isopropílico dos veces por día, ya que ayuda a matar las bacterias que causan la infección y acelera el tiempo de recuperación. La almohadilla térmica es ideal para aliviar el dolor del oído; el calor es calmante y si se combina con medicamentos de venta libre que contengan paracetamol, el dolor debe desaparecer rápidamente.

Advertencias

No consumas alcohol isopropílico ni peróxido de hidrógeno porque son sustancias que pueden ser mortales; si consumes cualquiera de las dos, comunícate de inmediato con el servicio de emergencias por envenenamiento. Nunca dejes una almohadilla térmica sin supervisión porque podría generarse un incendio. No te quedes dormido si configuras la almohadilla con una temperatura alta o media, ya que el calor que produce este dispositivo puede calentar el cerebro y destruir las células o causar la muerte.