Cómo aliviar el dolor de un absceso dental

Escrito por Contributing Writer

Si alguna vez has experimentado el dolor de un absceso dental, conoces el deseo de querer encontrar el mejor analgésico lo más pronto posible. A continuación aprenderás cómo aliviar el dolor de un absceso dental.

Todos saben que tener un absceso dental no es muy divertido ni para nosotros ni para quienes nos rodean. Es comprensible que una persona esté malhumorada e irritable cuando padece dolor. El primer paso para aliviar el dolor es aplicar una bolsa de hielo en la cara para ayudar a reducir la hinchazón y restringir el flujo sanguíneo en la zona.

Llamar al dentista de inmediato para conseguir antibióticos es un gran paso, sin embargo, en la mayoría de los lugares tendrás que esperar para programar una cita. Dejar en claro que estás dispuesto a tomar una cita a última hora es una buena manera de obtener una atención más rápida.

Contar con las recetas de tu dentista es ideal. Asegúrate de tomar toda la medicación tal como se te indique. La aplicación de bolsas de hielo en tu cara durante 20 minutos por vez es excelente para disminuir la hinchazón y el dolor, por lo tanto, sigue haciéndolo.

Las gárgaras con agua tibia y sal constituyen una excelente manera de aliviar el dolor, si puedes soportarlas. Trata de no hacer gárgaras en los momentos de mucho dolor, durante estos episodios lava tu boca con el enjuague bucal antiséptico. Si puedes tolerarlo, hacer buches y escupir alivia el dolor.

Extraer el diente lo antes posible es una buena medida que evitará abscesos dentales en el futuro. Tu dentista puede drenar el absceso durante una visita de emergencia, lo que proporcionará alivio del dolor, pero esperará que tomes antibióticos durante unos días antes de extraer el diente.