Cómo aliviar el dolor de cuello

Escrito por Aubrey Bailey
David De Lossy/Photodisc/Getty Images

El dolor de cuello es causado por una variedad de factores, que incluyen lesiones, postura incorrecta, tensión, enfermedades y dolencias degenerativas. El dolor de cuello agudo ocurre después de un incidente específico, por ejemplo un accidente de automóvil; mientras que el crónico va y viene durante un período de tiempo largo. El mencionado dolor puede afectar severamente actividades cotidianas, tales como tomar una ducha, vestirse o conducir. Existen diversos pasos a seguir si quieres reducir esta molesta dolencia.

Toma medicación antiinflamatoria de acuerdo a la dosis indicada en las instrucciones durante dos o tres días, cuando ocurra tu dolor de cuello. Esto reducirá las áreas de irritación que estén causando el dolor en la zona. Si continúas sufriendo un dolor severo, consulta a tu médico acerca de medicación relajante muscular, o medicinas para el dolor más fuertes que requieran prescripción médica.

Abre el cuello de una media de tubo y vierte en ella 2 libras (0,9 kg) de arroz seco. Anuda el extremo de la misma y repite el procedimiento con la segunda. Si lo deseas, ata ambas medias juntas por los extremos anudados. Colócalas en el microondas y calienta a intensidad máxima durante 30 segundos. Incrementa el tiempo en intervalos de 15 segundos hasta que la media esté muy tibia, pero no caliente. Recuéstate o reclínate con una almohada que sostenga tu cabeza, y coloca una media a cada lado de tu cuello, o envuélvelas alrededor del mismo si están atadas. Calienta tu cuello por 20 minutos, o hasta que las medias se enfríen. Repite el procedimiento tantas veces como lo necesites, con un intervalo mínimo de una hora entre tratamientos.

Realiza estiramientos de cuello y ejercicios de diversos grados de movilidad para reducir la tensión en músculos contracturados, y para aliviar la rigidez. Acerca tu oreja derecha hacia tu hombro derecho hasta que sientas un tirón en la parte izquierda de tu cuello. Sostén esta posición durante 10 segundos y repite tres veces. Repite el procedimiento en tu lado izquierdo. Rota tu cabeza hacia la derecha y mira por encima de tu hombro hasta que sientas un tirón del lado izquierdo. Sostén por 10 segundos y repite tres veces. Repite este ejercicio de rotación sobre tu hombro izquierdo. Siéntate erguido y mira hacia el techo hasta que percibas un tirón en el frente de tu cuello. Sostén 10 segundos y repite tres veces. Luego acerca tu mentón hacia tu pecho hasta que sientas un tirón en la parte de atrás de tu cuello. Sostén 10 segundos y repite tres veces. Realiza estas actividades dos o tres veces cada día.

Advertencias

Si el dolor de cuello persiste, consulta a tu médico. Podrías necesitar terapia física, o incluso una cirugía, para solucionar la causa.