¿Cómo afecta la diabetes a los órganos?

Escrito por Julie Boehlke
doctor image by Apple from Fotolia.com

Cardiovascular

La diabetes se presenta en tres tipos diferentes: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional. Todos los tipos pueden afectar los principales órganos, incluyendo los del sistema cardiovascular, que son el corazón y los vasos sanguíneos. Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés) la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte entre los diabéticos. Las razón de esto es que muchas personas diabéticas también tienen altos niveles de colesterol, hipertensión y niveles altos o fluctuantes de glucosa en la sangre; todos estos son factores que contribuyen a la aparición de enfermedad cardíaca. El tener sobrepeso y ser diabético también puede ejercer presión sobre tu corazón. Cuando una persona tiene todos esos factores al mismo tiempo, corre un alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco o, incluso, un accidente cerebrovascular.

Riñones

En cualquier tipo de diabetes, los riñones pueden verse severamente afectados. Si la patología renal comienza como resultado de la diabetes, a menudo se la llama nefropatía diabética. Esta patología afecta los vasos sanguíneos y las células de los riñones, los que dejan de funcionar correctamente. Los deshechos que normalmente excretan comienzan a retornar hacia el torrente sanguíneo, lo que lleva a una insuficiencia renal. En casos de insuficiencia renal grave, el paciente diabético necesitará recibir diálisis frecuentemente para sobrevivir. También podría necesitar un trasplante renal, pero no cumpliría con los criterios por ser diabético. Mantener los niveles de glucosa bajos y la presión sanguínea bajo control ayudará a mantener a raya la enfermedad renal en los diabéticos.

Ojos

Muchas veces las terminaciones nerviosas de los ojos se ven afectadas o dañadas por la diabetes y por los niveles de glucosa en sangre no controlados. Esto puede afectar directamente la vista. Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés), cuando la diabetes afecta los ojos, se la llama enfermedad del ojo diabético. La causa de esta enfermedad es que, con el tiempo, la hipertensión combinada con los altos niveles de azúcar en la sangre pueden producir una expansión de los pequeños vasos sanguíneos que se rompen y filtran en la retina. Sólo esto puede ocasionar ceguera permanente. Otra patología común en los ojos de los diabéticos son las cataratas, que ocurren cuando el cristalino del ojo desarrolla una película turbia. El glaucoma, que produce ceguera, se origina a partir de un daño grave en el nervio óptico. Para prevenir la enfermedad del ojo diabético es necesario realizarse chequeos regulares y mantener un buen estado de salud.