Cómo administrar una inyección intramuscular de vitamina B12

Escrito por Kristie Dailey
Administra una inyección de vitamina B12 sólo en caso de deficiencia.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

La vitamina B12 también se conoce como cobalamina. Es una vitamina soluble en agua que desempeña un papel importante en el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso, al igual que en la formación de sangre. Proviene de productos animales, como las carnes y los lácteos. La dieta occidental típica contiene entre 5 y 7 mcg de vitamina B12 por día. La última parte de tu intestino delgado es la que se encarga de absorberla. Los suplementos de estas vitaminas, que se usan para tratar las deficiencias, están disponibles de forma oral, en inyecciones intramusculares y subcutáneas o en ssprays para la nariz.

Preparación médica

Lleva tu prescripción de vitamina B12 a la farmacia que desees y haz que la llenen. Tu dosis de medicamento depende de si se trata de una dosis inicial o una dosis de mantenimiento. Según Drug Information Online, la dosis inicial de vitamina B12 es de 30 mcg diarios durante 5 a 10 días, y la dosis de mantenimiento es de 100 a 200 mcg por mes.

Lee la etiqueta en el frasco de medicamento. Verifica que sea la medicación correcta con la cantidad adecuada de medicina. Controla la fecha de vencimiento.

Compara las instrucciones de administración con las de prescripción.

Preparación de la jeringa

Lávate las manos con agua y jabón. Eso reduce el riesgo de contaminación por bacterias.

Si quieres puedes ponerte guantes para administrarte la dosis. Si vas a administrarle la inyección a otra persona, entonces los guantes son necesarios para reducir el riesgo de contraer patógenos transmitidos en la sangre.

Adhiere la aguja a la jeringa.

Quita el plástico o parte superior metálica del frasco y limpia el tapón de goma con un hisopo de alcohol.

Jala el émbolo de la jeringa hasta la cantidad de medicamento que piensas administrar.

Inserta la aguja en el frasco y presiona el émbolo. El aire inyectado dentro del frasco desplaza la cantidad de medicamento que será administrado. Pon el frasco al revés y presiona el émbolo; mide la cantidad correcta de medicamento.

Quita la aguja del frasco y coloca la cubierta nuevamente en la aguja.

Administración de vitamina B12

Escoge el lugar donde colocarás la inyección de vitamina B12 y límpialo con un hisopo de algodón. El lugar debería ser uno al que puedas llegar fácilmente con ambas manos si piensas administrarte el medicamento tú mismo.

Quítale la cubierta a la aguja y sostenla en tu mano predominante de la misma forma que sostendrías un lápiz. Con la otra mano, pellizca con cuidado la piel donde administrarás la inyección.

Haz un movimiento con la muñeca como si fueras a lanzar un dardo e inyecta la aguja a un ángulo de 90 grados. Suelta la piel y sostén la jeringa a medida que jalas suavemente del émbolo. Esto se hace para verificar que no hayas dado a un vaso sanguíneo.

Presiona el émbolo e inyecta la medicina despacio. Luego de haberla inyectado por completo, sácate la aguja rápidamente en el mismo ángulo que la introdujiste.

Cubre el lugar de la inyección con una banda y desecha la jeringa en un contenedor para objetos filosos.