Cómo administrar una inyección en una nalga

Escrito por Ryan McAlister
syringe image by NatUlrich from Fotolia.com

Las nalgas son un lugar común para colocar una inyección intramuscular, junto con el muslo y la parte superior del brazo. Cuando se inyecta en esta ubicación, es importante seguir el procedimiento que se describe. No hacerlo puede resultar en un daño nervioso, exceso de sangrado y un tratamiento inadecuado debido al no recibir la cantidad apropiada del medicamento. Las inyecciones en las nalgas pueden hacerse de pie o recostado sobre tu estómago.

Lávate las manos. También puedes tomarte una ducha o baño para estar limpio y relajado.

Llena una jeringa con el medicamento. Presiona suavemente el émbolo para sacar todo el aire. Si hay alguna burbuja en el líquido, dale unos golpecitos a la jeringa para removerlas.

Desinfecta el lugar de la inyección con alcohol. El lugar apropiado para una inyección intramuscular es en el cuadrante superior externo de cualquier nalga.

Inserta la aguja en la nalga usando un movimiento rápido y firme.

Tira hacia atrás el émbolo para asegurarte de no haber llegado a una vena. Si la jeringa se llena con sangre, tienes que remover la aguja y volver a insertarla.

Presiona firmemente la jeringa hasta que todo el medicamento esté inyectado.

Remueve la aguja de la nalga.