Comidas saludables que llevar al trabajo para bajar de peso

Escrito por Natalie Stein | Traducido por Yarzeth Ayala
Hacer la comida tú mismo te ayuda a bajar de peso.
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

Lo que consumes a diario es un factor importante en la pérdida de peso, por lo que ir a restaurantes u ordenar comida rápida con regularidad puede interferir con tu progreso. Llevar comida al trabajo te puede servir para ahorrar dinero y para bajar de peso, además de que no tienes que invertir mucho tiempo en prepararla. Esta comida debe satisfacer tu apetito, tener pocas calorías para que bajes de peso y contener suficientes nutrientes para prevenir una deficiencia por comer menos para perder peso.

Ensaladas verdes

La ensalada verde tiene pocas calorías.
Creatas Images/Creatas/Getty Images

Prepara la base de una ensalada verde grande con hojas de espinaca lavadas, distintas verduras, lechuga romana y más alimentos verdes. También puedes añadir diferentes tipos de vegetales crudos, como rodajas de pepino, tomates cherry, champiñón en rodajas y betabel en cubos. Las verduras tienen pocas calorías y contienen mucha fibra alimentaria, que es un nutriente que satisface el apetito. También añade una fuente de proteína, como pechuga de pollo o pavo cocida, atún, huevos cocidos o garbanzos. Además, puedes agregar un poco de fruta, como rodajas de fresas o gajos de mandarina y una cucharada de nueces o semillas. Guarda un aderezo con pocas calorías en el trabajo o lleva un contenedor pequeño para agregarlo a la ensalada.

Comida del día anterior

Puedes preparar una ensalada taco con lo que te sobró de la cena anterior.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si hay un refrigerador o un microondas en tu trabajo puedes llevar lo que sobró de la cena para comerlo a la hora de comida. Añade la pechuga de pollo o el pescado de la cena anterior a una ensalada o haz una ensalada taco con carne de pavo molida, tomates, crema agria sin grasa y lechuga. Utiliza tortillas integrales con alto contenido de fibra para hacer deliciosos y sustanciosos sándwich con el pollo, el sofrito de vegetales, los frijoles refritos sin grasa o las carnes de hamburguesa de soya de la cena anterior. También es bueno añadir frutas y vegetales, como tomates cherry, para aumentar el contenido de nutrientes a tu comida.

Queso cottage y yogur

Yogur con fruta.
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

El queso cottage y el yogur tienen un alto contenido de proteína y calcio, son opciones que puedes utilizar como elemento principal de tu comida. Unta un poco de queso cottage sobre un muffin inglés integral y añade rodajas de tomate y pepinillos o come papitas fritas pita con queso cottage bajo en grasa. También puedes mezclar un yogur bajo en grasa con avena y frutos o preparar una ensalada de atún bajo en grasas con yogur, atún, cebolla picada y perejil. Añade algunas frutas frescas y una ensalada verde pequeña o tiras de apio a tu platillo con queso cottage o yogur para que tu comida sea más sustanciosa y nutritiva sin consumir tantas calorías.

Consideraciones

Intenta consumir bocadillos saludables como zanahorias bebés.
DeborahJClark/iStock/Getty Images

Añade algunos bocadillos a tu bolsa de comida o guarda algunos en el trabajo para reducir la tentación de comer bocadillos con muchas calorías, como chocolates, donas y pizza. Las zanahorias bebé, uvas, manzanas, huevos cocidos, naranjas, palomitas de maíz y cereales integrales te ayudan a sentirte satisfecho sin consumir muchas calorías. Cuando prepares tu comida debes evitar añadir ingredientes grasos como queso con alto contenido graso y croutons porque tienen muchas calorías y pueden retardar la pérdida de peso.