¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

¿Puedo comer helado si tengo dolor de garganta?

Escrito por Luis Malavé | Traducido porFrancisco Roca | Fecha actualizada June 12, 2018

Cuando estás sufriendo de dolores de garganta, un rico helado puede calmar tu angustia.

Los dolores de garganta son causados la mayoría de las veces por un virus, pero las bacterias también pueden causar la infección.

Los dolores de garganta son más comunes en la mañana y tienden a reducirse en el transcurso del día. Si el dolor de garganta es acompañado de fiebre o escalofríos o de amígdalas inflamadas, y dura más de cinco a siete días, consulta a tu médico para descartar una infección de garganta por estreptococos.

Aparte del tratamiento que te ponga el médico, si el dolor de garganta es de origen bacterial, un rico helado o un postre frío es una gran ayuda para reducir el sufrimiento de una garganta inflamada y adolorida.

Te recomendamos: ¿Cuál es la mejor medicina para el dolor de garganta?

Esto es válido también para las infecciones por virus, que no tienen tratamiento antibiótico y que deberás esperar a que se curen por si solas en unos pocos días.

¿Qué tipos de helados puedo comer para aliviar mi garganta?

Puedes disfrutar de diferentes helados cuando sufres de un dolor de garganta. Tanto el helado, las paletas heladas, el yogur congelado, como los sorbetes, todos alivian el dolor de garganta.

Para comer nutrientes adicionales agrégale fruta congelada al helado, pero para evitar mayor irritación a la mucosa de la faringe es mejor que escojas aquellas marcas o helados caseros que no tienen materiales duros, como nueces, pedazos de galletas o trozos grandes de frutas.

Licuados y batidos de leche

Haz licuados y batidos agregando leche o agua al helado para crear una delicia que te alivie temporalmente la garganta.

Añádele diferentes frutas como fresas congeladas, arándanos y plátanos a la mezcla de helado. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora y tómalo con lentitud para que el frío haga su efecto a lo largo de tu faringe inflamada.

Advertencias

Aunque puede ser agradable sentir el helado en la garganta, recuerda que el helado está lleno de calorías. Elige helados bajos en calorías si no quieres dañar tu dieta.

Otras alternativas para el helado es chupar cubitos de hielo o hacer paletas heladas de jugo de fruta natural, que además proporcionan vitaminas A y C y antioxidantes.

En algunos casos, el helado no puede aliviarte el dolor de garganta. Si tienes mucha mucosidad, la leche del helado puede hacer que la parte posterior de tu garganta se sienta como si tuvieras más mucosidad.

Consejos adicionales

Además de los helados, comer una variedad de alimentos fríos y blandos puede ayudarte a aliviar el dolor de garganta además de ser más fáciles de masticar.

Concéntrate en alimentos blandos como la pasta simple, el arroz y los frijoles refritos.

El aguacate, el yogur, los pudines y natillas son fáciles de tragar. Si tu garganta está lacerada y hay evidencia de lesiones sangrantes, debes evitar el consumir frutas o jugos cítricos pues van a exharcerbar la irritación.

Evita los alimentos crujientes y duros como las galletas saladas, las papas fritas, emparedados, los frutos secos y las galletas dulces, hasta que tu garganta se haya curado.

No intentes comer comida que esté seca o tenga bordes afilados como las galletas porque son difíciles de tragar.

Si no tienes nada preparado, puedes preparar una comida normal y pasarla por la procesadora hasta que tenga la consistencia de un puré de papas.

Quizás necesites agregarle un poco de leche u otro líquido para que no sea muy seco al momento de tragar. La comida blanda más recomendada es el queso cottage, budín, gelatina, huevos, avena, bananas, sandía, yogur, queso y macarrones, puré de vegetales cocidos, puré de carne y malteadas.

Lee también: Medicina de hierbas para el dolor de garganta

Ten en cuenta de que los productos derivados de la vaca como la leche y el helado pueden aumentar la producción de flema que puede derivar en más irritación si tienes un problema de abundancia de flema o moco en la garganta.

A pesar de que los productos derivados de la vaca son calmantes y nutritivos, es preferible limitarlos si ves que toses más seguido o sientes que aumenta la mucosidad tras ingerirlos.

Por último, el consejo de las abuelas, hacer gárgaras con una solución de agua salada hecha con 1 cucharadita de sal disuelta en agua caliente puede hacer que te sientas mejor de la garganta.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.