Cómo cocinar una trucha moteada en el horno

Escrito por Sandra Ketcham | Traducido por Ana Grasso
Cómo cocinar trucha moteada horneada.
Eising/Photodisc/Getty Images

La trucha es un pescado aceitoso con un sabor suave que se conserva bien cuando es cocinado en el horno. Para mantener bajo el contenido de grasa y calorías, evita hornear el pescado con una salsa pesada o con una cantidad excesiva de manteca o aceite. Hornear la trucha moteda a temperaturas mayores por un período de tiempo menor ayuda a asegurar que el pescado se mantenga húmedo y sabroso, según la United Stated Trout Farmers Association. Sírvelo con arroz y vegetales.

Precalienta tu horno a 400 F.

Enjuaga el pescado y sécalo con toallas de papel limpias.

Engrasa la bandeja para hornear con un aerosol de cocina antiadherente y coloca la trucha moteada en el medio de la bandeja. El aerosol ayudará a prevenir que el pescado se pegue a la bandeja y hará que quitarlo sea más fácil cuando termine de cocinarse.

Utiliza la brocha para embadurnar el pescado con una mezcla de manteca, tomillo, romero, pimienta negra y estragón. Exprime el jugo de un limón sobre el pescado.

Hornea la trucha horneada a 400 F por 20 minutos, o alrededor de 10 minutos por pulgada de grosor.

Embadurna el pescado después de 10 minutos con la mezcla de manteca y hierbas. Utiliza una brocha de cocina limpia.

Verifica que el pescado esté listo intentando descamarlo con un tenedor. El pescado debería descamarse fácilmente y ser opaco. Vuelve a colocarlo en el horno por otros 5 o 10 minutos si necesita más cocción. No voltees el pescado.

Consejo

Descongela la trucha moteada toda la noche en el refrigerador, sumergiéndola en agua fría o en el microondas con la función de descongelar.