Cómo cocinar solomillo de cordero

Escrito por Michelle Kerns | Traducido por Martín Emiliano Vergé
Eising/Photodisc/Getty Images

El solomillo de cordero es el corte de la carne ubicado justo por encima de la pierna y es a veces vendido junto a ella. A menudo cortado en filetes o chuletas, también puede comprarse como un asado sin hueso. Una porción de 3 onzas de solomillo de cordero asado es una fuente excelente de proteína, vitamina B-12, niacina y zinc. Pero también es alta en grasas, grasas saturadas y colesterol. Una dieta que incluya grandes cantidades de carne roja como cordero puede incrementar tu riesgo a desarrollar enfermedades del corazón. Al cocinar solomillo de cordero asado, escoge un método de preparación bajo en grasas como asar a la parrilla.

Quita el solomillo de cordero asado de su empaquetado y colócalo en un plato. Cubre la carne con papel de aluminio o un trapo limpio para platos y déjalo a temperatura ambiente por aproximadamente 10 minutos.

Recorta y descarta tanta superficie grasosa del solomillo de cordero como sea posible utilizando un cuchillo afilado. Corta el solomillo en mariposa creando un corte largo y horizontal que atraviese toda la carne, luego abre las dos mitades iguales del asado como si fuese un libro.

Frota el solomillo de cordero con una mezcla de condimentos y aceite de oliva, tal como jugo de limón o limaduras, ajo, comino, romero, sal y pimienta recién molida. Deja que el cordero cubierto repose por aproximadamente 10 minutos.

Calienta la parrilla a gas o carbón. Cocina el cordero hasta que el termómetro de carne registre 130 grados Fahrenheit, o aproximadamente 8 minutos de cada lado por cada 8 onzas de solomillo de cordero asado sin huesos.

Transfiere el solomillo de cordero asado a una bandeja para servir con pinzas de metal. Deja que la carne repose, sin interrupción, por 15 minutos antes de servir.

Consejo

Cuando sea posible, escoge un corte fresco de cordero en vez de uno empaquetado para obtener el mejor sabor.

Si puedes, calienta el plato o platos en el que servirás el cordero. El cordero cocinado no tiene buen sabor cuando se enfría, según recomienda Williams-Sonoma.

El sitio web de Food & Wine recomienda servir solomillo de cordero asado a la parrilla con una simple ensalada griega de tomates, queso feta, aceitunas y rebanadas de pepino.

Advertencias

No compres solomillo de cordero con un fuerte y desagradable olor o que tenga manchas secas o violeta oscuro en la carne.

El solomillo de cordero no debería cocinarse a más de una temperatura interna de 140 grados Fahrenheit para obtener el mejor sabor.

Evita utilizar un cuchillo o tenedor para girar el solomillo de cordero asado durante el proceso de cocción a la parrilla ya que los pinchazos harán que pierdas los jugos acumulados que mantienen el sabor y la ternura de la carne.