Cómo cocinar unos frijoles secos en el microondas

Escrito por Eric Mohrman | Traducido por Alejandra Rojas
Pasa los frijoles por mayor a un contenedor hermético para almacenarlos.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los frijoles están llenos de fibra, proteína, vitaminas y minerales sin ninguna grasa trans o saturada. Cuando están secas, las legumbres saludables para el corazón son un artículo conveniente para un almacenaje a largo plazo dentro de tu despensa. Cocinarlos es simple y relativamente rápido, requiriendo un poco más que remojarlos y revolverlos ocasionalmente, e incluso un cocinero sin experiencia puede cocinarlos satisfactoriamente. Cocinarlos en el microondas reduce el tiempo de cocción a la mitad. Solamente recuerda cubrirlos o terminarán quedando duros e incomibles.

Pon la cantidad deseada de frijoles secos en un colador, teniendo en cuenta que se expanden hasta un 50 por ciento después de cocidos. Revísalos cuidadosamente, removiendo las piezas marchitas o decoloradas y cualquier materia extraña. Enjuágalos debajo de un chorro de agua fría.

Pasa los frijoles a una cazuela o a un plato para microondas con tapa hermética. Utiliza un plato con por lo menos el doble de volumen de los frijoles y el agua agregada, para prevenir que se desborde durante la cocción. Agrega 1 cuarto de agua por libra de frijoles secos y remójalos dentro del refrigerador por 6 a 12 horas. En general, entre más grandes los frijoles, más debes remojarlos y entre más los remojes, más corto será el tiempo de cocción.

Agrega sal y pimienta; hierbas y especias al gusto, como salvia (sage), romero (rosemary) y tomillo (thyme); ajo y cebolla; tocino o grasa de tocino; jamón; aceite de oliva u otro agente de sabor que desees dentro del plato. Pon la tapa de la cazuela y ponla en el microondas.

Calienta los frijoles con poder alto por 7 a 10 minutos hasta que el agua esté hirviendo. Retira la cazulea y revuelve completamente los frijoles con una cuchara. Vuelve a colocar la tapa y regresa el plato al microondas.

Reduce el nivel de poder a 50 por ciento y cocina los frijoles por 15 minutos más. Revuélvelos y prueba su suavidad. Continúa cocinándolos como sea necesario por hasta 40 minutos más. Revuélvelos y revísalos cada 15 minutos. El tiempo de cocción varía considerablemente dependiendo en el tipo de frijoles y el tiempo que los dejaste en remojo.

Deja que los frijoles reposen por 5 minutos con la tapa puesta sobre la cazuela y luego escúrrelos. Agrega otros condimentos, como desees.

Consejo

El líquido de los frijoles puede servirte como caldo para sopas y estofados.

Advertencias

Algunos cocineros agregan sal después de terminar de cocinar los frijoles para reducir el riesgo de que queden frijoles duros.