Cómo cocinar un filete al horno

Escrito por Marc Acton | Traducido por Ulises Domínguez
Un filete puede ser tan sabroso al horno como a la parrilla.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Con algunas técnicas simples y algunas herramientas comunes, cocinar un filete en el horno no solo es factible, es fácil y puede proporcionar un resultado más sabroso. Y mientras que un sartén para asar puede ser una herramienta útil sin duda no es necesaria. Concéntrate en el condimento, dándole a tu filete una buena dorada y no mucha cocción. Así tu tendrás un filete adecuado para los consumidores de carne más experimentados.

Precalienta el horno y la sartén, prepara tus ingredientes mientras esperas obtener el calor deseado. Tu sartén debe estar a fuego medio-alto, con tu horno en la configuración para "asar".

Aplica sal, pimienta y tu condimento favorito a ambos lados de la carne. Sazona abundantemente, usando mas condimento del que usarías si estuvieras cocinando a la parrilla. Para incluir un toque picante a la mezcla o para tener un sabor diferente, agrega un condimento internacional como cinco especias o curry en polvo.

Calienta al menos una cucharada de aceite en una sartén. Humedece tus dedos en tu fregadero y salpica un poco de agua en la sartén. Cuando el agua, el aceite y la sartén estén lo suficientemente calientes, coloca el filete en la sartén y dóralo por ambos lados.

Deja el filete en la mismo sartén que usaste para dorarlo y ponlo en el horno a pocos centímetros de las resistencias de calefacción. Esto asegura una temperatura uniforme en toda la superficie de cocción y reduce la cantidad de tiempo necesario para cocinar completamente tu carne.

Retira tu carne del horno a 5 grados antes de alcanzar la temperatura interna deseada. El USDA recomienda una temperatura de 145°F. Dependiendo del grosor de la carne, esto es normalmente entre 3 y 5 minutos de cada lado.

Retira tu filete de la sartén y agrégale una taza y media de vino, cerveza o caldo de pollo para hacer una simple salsa de sartén. Añade una cucharada de mantequilla y sazónalo con sal y un condimento simple como ajo en polvo y cebolla. Raspa las piezas de carne dorada pegadas en la sartén y sírvelas con tu filete.

Consejo

Para conseguir una buena dorada, asegúrate de no llenar tu sartén demasiado, por que esto causa que la temperatura de la misma disminuya.

Evita la cocción excesiva, por que esto provoca que la grasa de tu filete salga de él, dejándolo seco y duro.