¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo cocinar un filete al horno

Escrito por Estefanía Mac | Traducido porUlises Domínguez | Fecha actualizada December 10, 2018

Para muchas personas, preparar filete al horno no es una opción muy atractiva, ya que consideran que la carne perderá su sabor o jugosidad, así que la descartan de inmediato.

Sin embargo, esto es una falsa creencia, pues es una opción muy cómoda que puedes utilizar con casi cualquier tipo de alimento, además, es altamente recomendado en dietas saludables.

Tipos de filete

Existen muchos tipos de filete entre los que puedes escoger, con diferentes nombres, texturas y preparación. A continuación mencionamos algunos de ellos:

  •   Rib Eye: es un filete de la costilla de res; es blando al paladar, con un poco más de grasa que la mayoría, aunque tiene un sabor muy particular, así como una apariencia exterior dorada, y un poco de hueso.
  •       New York Steak: es similar al Rib Eye pero con marmoleo medio y textura firme, pero tierna. Es ligeramente magro, sin hueso y se obtiene de la parte media del lomo.
  •       T-bone: este es un corte de primera categoría llamado también lomo de tira. Es una de las partes más tiernas de la vaca, posee lomo y filete separado por un hueso en forma de T.
  •       Arrachera: se trata de un filete extraído del vientre y del abdomen del animal. No es un corte tan tierno como el mignon, pero es muy sabroso y con poca grasa.
  •       Filete Mignon: se trata de un filete que se obtiene del extremo del lomo; es pequeño y muy tierno, además es el corte más caro entre estos tipos de filete.
  •       Filete tradicional: se trata del corte de carne que todos conocemos y que se obtiene de la zona del hombro de la vaca. Aunque puede resultar una carne un poco dura debido a su ubicación, su sabor es delicioso.

Descubre: Cómo cocinar el corte de carne N.Y strip para que quede tierno.

Términos y tiempo de cocción

El tiempo y término requerido para cocinar un filete al horno varían dependiendo de una serie de factores, incluyendo el grado de cocción deseada, el grosor del filete, el tamaño de la carne y la temperatura de cocción.

  •       Rojo inglés: se cocina a fuego lento y por ambos lados, sin embargo, la capa externa debe estar bien cocida, mientras que el centro debe estar crudo, e inclusive frío. Puede alcanzar una temperatura de 55 °C o 130 °F.
  •       Término medio: es el ideal ya que la carne no pierde su jugosidad. Debe dejarse el centro rojo, y puede alcanzar una temperatura de 63 °C o 145 °F.
  •       Término tres cuartos: en este término la carne comienza a perder su jugosidad y con ella el sabor. El centro del corte comienza a tornarse oscuro y alcanza una temperatura de 71 °C o 160 °F.
  •       Término bien cocido: es el menos recomendado, debido a que la carne pierde hasta un 70% de jugosidad. Su centro se torna color café y alcanza una temperatura de 77 °C  o 170 °F.

Más información: La mejor forma de cocinar lentamente un asado al horno.

¿Cómo preparar un filete al horno?

El primer paso para preparar un filete al horno es lavar la pieza muy bien y colocarla sobre una superficie lisa para atarla con 8 a 10 trozos de pitilla o hilo a 3 o 4 cm de distancia. Amarra cada trozo individualmente, tratando de que quede parejo.

En el segundo paso calienta un sartén grande y grueso a fuego alto. Una vez caliente reduce el calor y añade rocío vegetal 1 o 2 cucharadas chicas de aceite. Caliéntela por 2 minutos y añade el filete.

Dale vueltas con la ayuda de una tenaza o paletas para no pinchar la carne y poder dorarla por todos lados. Sazona con sal, pimienta y cualquier otra especie de tu gusto.

Por último, coloca el filete en una lata o bandeja aceitada y cocínala en el horno a temperatura media por 35 o 40 minutos o hasta el punto deseado de cocción de la carne. Luego déjala reposar por 5 u 8 minutos antes de cortar.

Lee también: Cómo arreglar un asado reseco.

Beneficios de cocinar en horno

Los hornos permiten alcanzar temperaturas de cocción ideales para conservar todo el sabor original del producto, así como sus vitaminas y minerales, reduciendo también la cantidad de grasa y condimentos que normalmente utilizamos. Como resultado, obtenemos una preparación baja en calorías.

De igual forma, realizar preparaciones en este tipo de electrodomésticos no requiere de mucha atención en el momento de la cocción, a diferencia de otros métodos de cocina, por lo que es ideal para preparaciones como el filete al horno, el cual siempre va acompañado de alguna salsa que requiere de cierto tiempo durante su preparación.