Cinco tipos de desviación de Merton

Escrito por Kristy Ambrose
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

El comportamiento desviado se define generalmente como el que hace caso omiso o viola las normas culturales vigentes. Esas normas pueden ser formales, codificadas en nuestras leyes, o informales, tipificadas por lo que se considera de buena educación y grosero. El comportamiento fuera de las normas puede provocar en los otros sentimientos de emoción, asco, hostilidad o deseo de castigo. Según lo señalado por el sociólogo Robert K. Merton de la Universidad de Columbia, la conducta desviada generalmente cae en una de las cinco diferentes categorías.

Conformidad

student image by lugol from Fotolia.com

La conformidad es la categoría que Merton reserva para los que generalmente no se involucran en conductas anormales. Esta es la sección para aquellos que se conforman y aceptan las normas culturales y sociales. La sociedad dicta ciertas metas en función de la clase y la condición social, y un individuo en la categoría conformista acepta esos objetivos y los medios legítimos para obtenerlos.

Innovación

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La innovación es una deformación leve de los puntos de vista de los conformistas. Se aceptan objetivos como la riqueza y el poder, pero los medios para alcanzarlos es desviando las normas sociales. Un ejemplo podría ser un corredor de bolsa que acepta que la sociedad ha dictado la riqueza como una medida de éxito, pero rechaza el estigma social contra las prácticas ilegítimas como el abuso de información privilegiada para obtener este objetivo.

Ritualismo

Worker image by PhotoMan from Fotolia.com

La desviación ritualista es lo contrario de la innovadora. En lugar de aceptar los objetivos y rechazar los medios, rechaza el objetivo, pero acepta los medios. Este es el caso cuando una determinada conducta es parte de una rutina, como ir a trabajar todos los días, incluso si no estás de acuerdo con las metas de tu empleador o si las rechazar abiertamente.

Retraimiento

homeless image by Radu Razvan from Fotolia.com

El retraimiento es una combinación de la desviación innovadora y la ritualista. Esta desviación rechaza tanto las metas de la sociedad y como los medios legítimos para obtener estos objetivos. Transitorios, drogadictos, vagabundos o desempleados son ejemplos de esta conducta. Merton sostiene que la desviación implica una elección consciente, esta se refiere a un individuo que permanece en su situación por su propia voluntad en lugar de ser forzado.

Rebelión

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

En la categoría de rebelión tenemos a los revolucionarios, terroristas y ciertas bandas. Estas personas rechazan tanto el medio cultural de la sociedad como los sitios para obtenerlos, pero a diferencia del retraimiento, que busca alternativas y trata de reemplazar las normas culturales existentes con las de la contracultura. Merton consideraba que la categoría de rebelión era especial, y la colocaba por separado cono la categoría de "nuevos medios, nuevas metas."