Cómo hacer té de cilantro

Escrito por Deborah Lundin | Traducido por Valeria Garcia
Puede que el té de cilantro tenga un sabor fresco y de cítricos o como de jabón y suciedad.
John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Con una apariencia similar a la de perejil de hoja plana, el cilantro es una hierba usada a menudo para condimentar platillos de Asia, el Caribe y México. Llena de una variedad de antioxidantes, el cilantro posee una larga historia como hierba medicinal, suele utilizarse para ayudar en la digestión y sirve para eliminar las toxinas del cuerpo. Dependiendo de tu genética individual, tal vez encuentres que el sabor inusual del cilantro es agradable o repugnante, pruébalo en té y averigua cómo te conviene. Para la mayoría de la gente, el cilantro posee un sabor fresco, a menudo como de cítricos, haciendo que sea idea para preparar un sabroso té.

Llena un infusor de té con cilantro picado fresco o seco y colócalo en una taza de té.

Vierte agua hirviendo en la taza de té y sumerge de cinco a diez minutos. Esto libera las cualidades nutricionales y sabor en el agua, creando el té. Retira el infusor de la taza de té.

Prueba el té y si deseas, agrega azúcar o miel.

Consejo

Para variedades de sabor adicional, considera agregar hojas de menta o cáscaras de naranja para el cilantro en tu infusor de té.

Advertencias

No todo el mundo encuentra que el cilantro es sabroso. Mientras que algunas personas disfrutan del sabor, otros encuentran que tiene un sabor a jabón, metal o incluso suciedad. Una investigación publicada en Chemical Senses enlaza esta diferencia de sabor a genes específicos responsables del sabor y el olor. Si experimentas un sabor jabonoso, trata de machacar las hojas antes de colocarlas en el infusor de té. Esto puede liberar las enzimas vinculadas a ese sabor, lo cual proporciona al cilantro con un sabor más suave.