¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Causas de un dolor agudo en el lado derecho mientras estás embarazada

Escrito por Luis Malavé | Traducido porMaria Gloria Garcia Menendez | Fecha actualizada June 28, 2018

Cualquier dolor, especialmente uno agudo, que se produce durante el embarazo puede ser alarmante.

En este caso hablaremos de la aparición de un dolor agudo en el lado derecho en mujeres embarazadas, para el cual hay algunas explicaciones normales que se relacionan con los cambios que ocurren en el cuerpo para dar cabida a un bebé en crecimiento.

Las mujeres embarazadas siempre deben contactar con un profesional médico para discutir las preocupaciones sobre el dolor que están viviendo.

Lee también: ¿Debes sentir síntomas de embarazo todos los días?

Esto es porque siempre hay la posibilidad de que un dolor agudo en el lado derecho en mujeres embarazadas sea signo de una condición médica que requiere atención inmediata.

Embarazo ectópico

Cuando un óvulo fertilizado se adhiere en algún lugar distinto en el útero se describe como un embarazo ectópico.

El lugar más probable para que un óvulo se una en el embarazo ectópico es la trompa de Falopio. El dolor que ocurre a menudo con este tipo de embarazo comienza a ambos lados del abdomen y se acompaña de hemorragia o manchado vaginal.

Las mujeres que experimentan esta situación deben buscar atención de emergencia debido a que un embarazo ectópico puede hacer que la trompa de Falopio reviente, llevando a tener una hemorragia interna.

Un embarazo ectópico no puede llevarse a término debido a posibles riesgos para la madre y la probabilidad de que el feto no reciba la protección y nutrición adecuados durante el embarazo.

Dolor del ligamento redondo

El dolor del ligamento redondo del útero es muy común en el segundo trimestre del embarazo. Las mujeres notarán un dolor agudo del abdomen o cadera, normalmente en el lado derecho, aunque puede ocurrir en cualquier lado del cuerpo.

Esto tiene que ver con el ligamento redondo del útero, que lo conecta a la ingle.

A medida que el útero crece para acomodar al bebé, se extiende este ligamento. Muchos de los movimientos de una mujer pueden desencadenar en dolor, incluyendo reírse y levantarse desde una posición sentada.

Las mujeres pueden reducir este malestar estirándose con frecuencia y cambiando de posición lentamente para reducir la agudeza del dolor.

Si el dolor se vuelve severo o si está acompañado de otros síntomas, podría indicar otro problema de salud y las mujeres deben buscar atención médica.

Aborto espontáneo

Cuando se produce un aborto, una mujer podría notar calambres en ambos lados del abdomen.

El dolor es tan intenso o más que los cólicos menstruales. El sangrado acompañará a los calambres a medida que el feto es expulsado.

Algunas mujeres podrían no notar un aborto temprano en el embarazo, pero los abortos de último término, como los que ocurren después del primer trimestre, es probable que causen un sangrado significativo y una pérdida de tejido debido al tamaño del bebé.

Parto falso

Cualquier calambre persistente acompañado de una inexplicable hemorragia después de la vigésima semana de embarazo puede ser un factor de riesgo de parto prematuro.

En este momento, la pérdida de un embarazo ya no se considera un aborto sino un parto prematuro.

Cualquier parto que se produce antes de las 37 semanas se considera parto prematuro y es una preocupación médica.

Las contracciones de Braxton-Hicks, también llamadas contracciones de práctica, pueden comenzar en el segundo trimestre. El término se originó en 1872 cuando un médico inglés llamado John Braxton Hicks describió las contracciones que ocurren antes del parto real.

Te recomendamos: Dolor abdominal a las 15 semanas de embarazo

Estas contracciones son irregulares y no tan intensas como las del parto real. Las contracciones regulares que se hacen más fuertes, duran más y se producen más cerca juntas son las contracciones de parto verdadero.

Problemas digestivos

Las hormonas del embarazo y los cambios corporales provocan una larga lista de dolencias digestivas en las mujeres. Cualquiera de estas puede causar un dolor agudo en el lado derecho del abdomen o incluso en la zona inferior de la caja torácica.

Diarrea, indigestión, acidez estomacal y gases son quejas comunes del embarazo que pueden causar ese malestar.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.