¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Calorías quemadas en 30 minutos de trote ligero

Escrito por Luis Malavé | Traducido porVerónica Sánchez Fang | Fecha actualizada May 04, 2018

El trote es una forma más pausada de la carrera, aunque por ser un ejercicio de intensidad vigorosa de alto impacto puede ser el quemador de calorías perfecto si sólo lo realizas 30 minutos.

Sin embargo, si quieres saber cuántas calorías quemarás en 30 minutos de trote ligero, debes tener en cuenta que no solo depende del tiempo del ejercicio, sino también de otros factores, como tu peso corporal y la velocidad de tu ritmo.

Tema relacionado: Cómo trotar para tener unos muslos delgados

Si eres nuevo en trotar o correr, es mejor que tu entrenamiento se base en intervalos.

Calorías quemadas en el trote ligero

Cuántas calorías quemarás en 30 minutos de trote ligero a un ritmo de 8 kilómetros por hora dependerá de tu peso.

Cuanto más peso, mas calorías quemarás por minuto. Estudios realizados indican que una persona de 73 kilogramos de peso quemará aproximadamente 292 calorías en media hora de trote, mientras que quien pese 90 kilos quemará hasta 364 calorías.

Por su parte, una persona con un peso de 110 kilogramos llegará a quemar hasta 436 calorías corriendo durante media hora a la misma velocidad.

Para determinar el número aproximado de calorías que quemarás en 30 minutos de trote ligero, tomando en cuenta tu peso y ritmo, puedes recurrir a un contador de calorías para corredores y trotadores, disponibles en internet.

Recomendaciones para trotar y ejercitarte

Para evitar lesiones y dolor muscular, dedica al menos cinco minutos de actividad aeróbica a un segmento de calentamiento y otros cinco en tu enfriamiento.

Solo cuentas con media hora para ejercitarte, recuerda que tu calentamiento y enfriamiento debe hacerse a una intensidad reducida, esto significa que quemarás menos calorías en ese tiempo.

Si el peso es el problema, es útil saber la cantidad de actividad física que los expertos recomiendan, ya sea si quieres mantener tu peso actual como si necesitas perder algunos kilogramos.

Si deseas evitar el aumento de peso, se requieren al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada, como caminar a paso ligero, repartidos a lo largo de la semana.

Puedes obtener los mismos resultados comprometiéndote a un ejercicio de intensidad vigorosa como correr 75 minutos a la semana. Sin embargo, si estás tratando de perder peso, lo más probable es que requieras más minutos de ejercicio cada semana y reducir al mismo tiempo el consumo de calorías.

CALCULADORA DE ÍNDICE DE MASA CORPORAL

No te impacientes ni fuerces el trote

El fuerte deseo de perder peso rápidamente puede hacer que te impacientes y quieras forzar la intensidad del trote o carrera. Esto es totalmente desaconsejable, especialmente si has sido sedentario durante mucho tiempo.

Comienza a un ritmo más lento durante el primer par de semanas. Camina durante 20 a 22 minutos a un ritmo acelerado.

En la tercera semana, añade el entrenamiento a intervalos. Camina durante cinco minutos, luego corre durante otros 30 a 60 segundos; alterna este patrón de caminar y trotar por un total de 22 minutos.

Durante la cuarta semana, añade un par de minutos de tu entrenamiento con los mismos intervalos de caminar/correr que hiciste durante la semana tres.

Lo ideal es cumplir un plan de entrenamiento de al menos 12 semanas antes de comenzar a correr 30 minutos seguidos, lo que dará tiempo a tus músculos y sistema cardiovascular para aumentar su resistencia.

Otras sugerencias

Es mejor si las rutinas de trote se limitan a solo 3 días por semana, y usa los días intermedios para concentrarte en el entrenamiento de fuerza, que mantiene el tronco fuerte.

Trotar puede que no sea la actividad adecuada para ti si tienes más de un 20 por ciento de sobrepeso.

Artículo relacionado: Plan de correr por cinco semanas para principiantes

El ejercicio intenso de alto impacto tampoco es recomendable si tienes una condición médica que afecte el corazón, los huesos o las articulaciones.

Si tienes complicaciones de salud podrían hacer el ejercicio más peligroso, por lo tanto, siempre asegúrate de obtener la autorización de tu médico primero.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.