Cómo bloquear un asiento de bicicleta

Escrito por Erica Leigh | Traducido por Pau Epel
Los candados de cable pueden alejar el asiento de tu bicicleta de las manos de los ladrones.
antivol image by photlook from Fotolia.com

Los ciclistas rara vez fijan los asientos de sus bicicletas, también llamados sillines, a éstas. Tal vez te preguntes por qué alguien se robaría un asiento de bicicleta, pero la San Francisco Bicycle Coalition afirma que los ladrones roban estos asientos "para venderlos a alguien que tiene ¡una bicicleta sin un asiento!". Ya sea que lleves un candado extra para tu asiento o que incorpores tu asiento en tu sistema de bloqueo actual, en áreas de alta criminalidad es esencial fijar tu sillín o llevarlo contigo.

Solución con candado de cable principal

Pasa el cable de tu candado por la rueda trasera de tu bicicleta y hacia arriba por los rieles de tu sillín.

Cruza el cable por el armazón de la bicicleta.

Pasa un extremo enlazado del cable a través del otro y abrocha este lazo en tu candado en "U", si es el caso. Fija el candado en "U" a la rueda delantera, al armazón y a un objeto inmóvil.

Solución de candado de cable pequeño

Pasa el cable delgado a través de los rieles del sillín.

Lleva los extremos del cable por debajo de los soportes.

Usa tu llave o combinación del candado para abrochar los extremos del cable.

Consejo

El experto ciclista Sheldon Brown recomienda usar por lo menos dos candados para protegerse de los ladrones. Usa un candado de cadena o de cable pasado por la armazón, ruedas y sillín, y un candado en "U" para sujetar la armazón y la rueda trasera a un objeto inmóvil. En áreas de baja criminalidad, en vez de fijar tu sillín con uno de los métodos anteriores, reemplaza el mecanismo de liberación rápida en el tubo del asiento con un perno y una tuerca de cabeza Allen. La tuerca y el perno requieren herramientas para soltarse y disminuyen la probabilidad de robos, especialmente cuando dejas tu bicicleta en un área de alta visibilidad.