¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Te gustan las pastas? Te presentamos a los milagrosos fideos que no engordan

Si eres unas de esas personas que muere por un plato de fideos pero te da culpa comerlos porque estás controlando tus calorías entonces ¡éste es tu día de suerte!. Sí, a partir de hoy vas a poder comer todos los fideos que desees sin ganar ni un gramo de peso por ello. ¿No me crees? Aquí está todo lo que necesitas saber.
Cuenta la leyenda que Marco Polo fue el que introdujo la pasta en Italia cuando volvió de su famoso viaje por el lejano oriente a finales del siglo XIII y esta teoría se refuerza gracias al reciente descubrimiento en China de un bowl que contenía fideos delgados y amarillos que fueron cocinados hace más de 4000 años (foto).
Sea como fuere, los mortales que vivimos en países occidentales le debemos las pastas a los italianos. Durante siglos ellos fueron los encargados de perfeccionar las técnicas de fabricación y cocción de este popular alimento que fue ganando adeptos a lo largo de la historia hasta convertirse en una de las comidas más consumidas diariamente en todo el mundo. Aunque te parezca una locura, en el 2013 se produjeron 13.5 millones de toneladas de pasta en todo el planeta.
Y sin lugar a dudas la pasta más consumida son los fideos, ya sean con pesto, con crema, con salsa boloñesa o simplemente con manteca. Pero lo cierto es que, al estar hechos de harina de trigo, contienen muchos carbohidratos, por lo tanto tienen muchas calorías. Y a medida que las personas se van educando y tomando conciencia acerca de las desventajas que el alto consumo de carbohidratos tiene para el cuerpo, la ingesta de pastas se ve limitada. Por suerte, esos días se terminaron, ahora vas a poder disfrutar de un delicioso plato de fideos a la hora que quieras, las veces que quieras. Pero… ¡¿cómo?! Sólo voy a decirte dos palabras: FIDEOS SHIRATAKIS. Y no se lo debes ni a los italianos ni a los chinos, dale las gracias a los japoneses que desde hace 2000 años consumen estos fideos milagrosos que no engordan.
El nombre de shirataki quiere decir “cascada blanca” en japonés, que describe bastante bien su apariencia. Estos fideos son muy finos y de un color blanco translúcido. Se hacen a partir de una raíz llamada Konjac, que es un tubérculo parecido a la remolacha o ñame, que no contiene grasas, azúcar, glúten ni carbohidratos y, lo mejor de todo, es que solo tienen 10 calorías por cada 100 gramos. Además, su valor nutricional es casi nulo ya que están compuestos por un 96% de agua y 4% de glucomanan, que es una fibra dietética a la que se le atribuye la capacidad de acelerar el proceso de quema de grasas en el cuerpo.
Shirataki con salmón
¿Quieres una razón más para empezar a comerlos ya mismo? prepararlos es sumamente sencillo. Tan solo debes dejarlos hervir en agua durante dos minutos. Otra buena forma de cocinarlos es saltearlos con un poco de aceite, aunque no es una opción recomendable si tu plan es que no aporten ninguna caloría.
Aunque son muy parecidos a los fideos de arroz, tienen una textura un poco más viscosa y son algo gelatinosos. También son insípidos así que es casi una obligación acompañarlos con alguna salsa o carne. Los japoneses acostumbran a realizar deliciosos platos de shirataki con salmón.
Estos milagrosos fideos suelen venir en paquetes de entre 100 y 400 gramos y aunque pueden ser un poco difícil de conseguir, la mayoría de las grandes cadenas de supermercados los venden.
Ve a buscar tus shirataki y cuéntanos qué te parecieron y con qué los has acompañado. Espero que te gusten tanto como a mi.
Escrito por |