¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Beneficios para la salud del óxido de magnesio

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada September 19, 2018
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los minerales son componentes inorgánicos que tienen un papel indispensable en el funcionamiento del organismo. La característica de "inorgánico" se debe a que, si bien son parte de la naturaleza, no forman parte de manera natural de los seres vivos. Uno de los minerales más importantes para la salud del ser humano es el magnesio.

Incorporado principalmente mediante alimentos, el magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano y se encarga de permitir una gran cantidad de funciones vitales para el organismo. Se lo encuentra principalmente en la sangre, los tejidos y los huesos.

La falta de magnesio en el organismo se relaciona directamente con graves problemas para la salud, por lo que es importante saber cómo incorporarlos a través de la alimentación y, cuando esto no fuera suficiente, a través de suplementos.

Precisamente, los suplementos nutricionales elaborados a partir de magnesio se presentan mayormente en forma de óxido de magnesio, ya que, de esta manera, su asimilación en el cuerpo humano es mucho más rápida y eficiente. Por lo general, se comercializan en tabletas o cápsulas de administración por vía oral.

Te puede interesar: ¿Que significa un nivel bajo de magnesio?

¿Qué alimentos son fuente de magnesio?

Una alimentación sana y variada permite al organismo incorporar nutrientes y minerales esenciales para un óptimo funcionamiento. Por lo tanto, es fundamental conocer qué alimentos contienen magnesio, a fin de sumarlos a la dieta.

El Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos indica que las principales fuentes de magnesio proviene de las verduras, como las de hoja verde oscura (como la espinaca). Además, existe una amplia variedad de alimentos que proporcionan este valioso mineral:

  • Legumbres, nueces, semillas, cereales integrales. 
  • Cereales para el desayuno y otros alimentos fortificados.
  • Leche, yogur y algunos productos lácteos.

En el caso de las semillas y los cereales, es fundamental que éstos sean enteros, es decir, que conserven su cáscara, debido que allí se encuentra hasta el 80% del magnesio, según revela la Fundación Española del Corazón.

Te puede interesar: Ejemplos de alimentos con proteínas

¿Cuáles son los beneficios del magnesio para la salud?

El magnesio participa en más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo, por lo que su presencia es prácticamente indispensable para una buena salud del organismo.

Sus principales beneficios son su aporte para lograr un óptimo funcionamiento normal de músculos y nervios, reforzar el sistema inmunitario, controlar la regularidad de los latidos del corazón y fortalecer los huesos.

Además, el magnesio es partícipe en:

  • Regulación de los niveles de glucosa en la sangre.
  • Producción de energía y proteína. 
  • Activador de numerosas coenzimas.
  • Transmisión del impulso nervioso y en la relajación muscular.
  • Mantenimiento del equilibrio ácido-base.
  • Acciones de la parathormona (hormona que interviene en la regulación del metabolismo del calcio y del fósforo), y la vitamina D del hueso.

Todo esto conlleva a un mejor rendimiento físico y mental, lo que proporciona una mayor productividad.

Algunos recientes estudios han vinculado al magnesio como un componente de gran valor para la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial.

Te puede interesar: Funciones del sistema circulatorio humano

¿Cuánto magnesio es necesario?

La cantidad de magnesio que el cuerpo humano necesita está ligado a diversos factores, como la edad y el sexo de la persona. En promedio, cada grupo necesita:

  • Bebés hasta los 6 meses de edad 30 mg.
  • Bebés de 7 a 12 meses de edad 75 mg.
  • Niños de 1 a 3 años de edad 80 mg.
  • Niños de 4 a 8 años de edad 130 mg.
  • Niños de 9 a 13 años de edad 240 mg.
  • Adolescentes (varones) de 14 a 18 años de edad 410 mg.
  • Adolescentes (niñas) de 14 a 18 años de edad 360 mg.
  • Hombres 400–420 mg.
  • Mujeres 310–320 mg.
  • Adolescentes embarazadas 400 mg.
  • Mujeres embarazadas 350–360 mg.
  • Adolescentes en período de lactancia 360 mg.
  • Mujeres en período de lactancia 310–320 mg.

El médico o el especialista en nutrición indicará la mejor forma de combinar los alimentos de manera de incorporar la cantidad necesaria de magnesio por día.

Muchas veces, el ritmo de vida acelerado y la mala alimentación son un impedimento para alcanzar las cantidades necesarias de magnesio. Los suplementos de óxido de magnesio podrán suplir esas falencias alimenticias. Según la condición y el déficit, el médico podrá recomendar estos comprimidos, que son de toma diaria, en una dosis de cuatro tabletas por día.

Te puede interesar: Cómo tratar la costocondritis

Riesgos del déficit de magnesio

Así como su aporte es fundamental para la buena salud del organismo, la deficiencia de magnesio puede ocasionar problemas, algunos de ellos de gravedad.

Uno de los principales trastornos a la salud ante la falta de este mineral son los problemas de crecimiento en niños, así como dificultades en el aprendizaje, lo que ocasiona un bajo rendimiento escolar.

Otros problemas de salud relacionados al déficit de magnesio son:

  • Pérdida de memoria.
  • Problemas de visión.
  • Acné.
  • Sistema inmunológico debilitado.
  • Resfriados frecuentes.
  • Estreñimiento.
  • Osteoporosis.
  • Cansancio y astenia.
  • Náuseas y vómitos.
  • Debilidad muscular.
  • Pérdida de apetito.
  • Vértigos y mareos.
  • Hipertensión arterial.
  • Dolores de cabeza.
  • Caries abundantes.

Además, así como este mineral ayuda a prevenir la diabetes tipo 2, su carencia eleva el riesgo de padecer esta enfermedad y empeora los síntomas de quien la padece, con un consecuente riesgo de muerte.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.