Beneficios para la salud del óxido de magnesio

Escrito por Maribel Díaz
El cacao es un alimento rico en magnesio.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El magnesio es un mineral necesario para el buen funcionamiento del organismo. Este mineral es uno de los más abundantes en el cuerpo humano y participa en una multiplicidad de funciones metabólicas. Se estima que un 60 % del magnesio se encuentra en huesos y dientes y un 40 % en sangre y tejidos. El magnesio se obtiene, básicamente, de los alimentos pero cuando su ingesta no es la adecuada puede ocasionar problemas de salud. La deficiencia de magnesio puede revertirse ingiriendo algún suplemento que contenga al mismo, siempre bajo indicación médica.

Beneficios del óxido de magnesio para la salud

Los vegetales de hojas verdes son una fuente importante de magnesio.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los alimentos son la fuente principal para la obtención del magnesio necesario para el normal funcionamiento del organismo. Se estima que la ingesta diaria de este mineral, dependiendo de la edad y sexo, debe oscilar ente los 200 y 500 mg. El magnesio se encuentra en el cacao, los frutos secos, las semillas, la levadura de cerveza, el afrecho, el germen de trigo, los cereales integrales, los mariscos y, especialmente, en las legumbres y los vegetales de hojas verdes.

Quienes consumen alcohol en exceso pueden sufrir de deficiencia de magnesio.
Digital Vision/Digital Vision/Getty Images

La deficiencia de magnesio es cada día más común, pero pocas veces es diagnosticada y tratada. Quienes la padecen son personas cuyas dietas se basan en alimentos procesados, que consumen pocos alimentos crudos, que tienen un alto consumo de bebidas alcohólicas, son diabéticos, celíacos, tienen enfermedades hepáticas, toman diuréticos, anticonceptivos orales o consumen azúcar en exceso.

La deficiencia de magnesio produce arritmias y taquicardias.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La deficiencia de magnesio produce: fatiga, debilidad muscular, náuseas, insomnio, calambres, irritabilidad, arritmias, taquicardias, pérdida de apetito, cambios de personalidad. En casos severos pueden aparecer parestesias, hormigueo en extremidades, angina de pecho o infartos.

El magnesio ayuda a conciliar el sueño, gracias a su efecto relajante.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los beneficios del óxido de magnesio para la salud son muchos. Algunos de los más significativos son: disminución los radicales libres (por lo cual puede retardar el envejecimiento prematuro), buen funcionamiento del sistema nervioso, estabilización del ritmo cardíaco, protección del corazón, regularización de la tensión arterial, contribución a la salud ósea y dental, alivio de los síntomas del síndrome premenstrual y menopausia, restauración de los niveles normales de energía, reducción de fatiga, prevención o eliminación de migrañas, disminución del riesgo de arterosclerosis, prevención de problemas renales, aumento del colesterol bueno (hdl) y disminución del malo (ldl). Además, es muy recomendable para el tratamiento de la ansiedad, la depresión, los ataques de pánico y los síntomas asociados al estrés. Por otra parte, es coadyuvante en el tratamiento de problemas estomacales e intestinales.

El médico es el mejor asesor en materia de salud.
Creatas Images/Creatas/Getty Images

El consumo de magnesio produce múltiples beneficios para la salud, pero su exceso también puede acarrear trastornos al organismo. Por lo tanto, antes de tomar un suplemento de magnesio, es muy importante consultar al médico para que sea él quien indique la forma correcta y segura de hacerlo.