Cómo aterrizar plano sobre las barandas con una tabla de snowboard

Escrito por Courtney McCaffrey | Traducido por Anibal Julian Barbosa
Mantén los hombros, las rodillas y los pies en línea para aterrizar plano sobre una baranda.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Las barandas se han convertido en unos de los elementos más populares en los terrenos de los parques. Una de las partes más importantes de aprender a montar sobre las barandas es aprender a aterrizar con tu tabla en forma plana sobre éstas. Las barandas representan unos de los obstáculos menos flexibles de un parque y pueden causar lesiones graves, por lo que debes centrarte en todos los aspectos del truco en cuanto a la aproximación a la rampa, los ajustes en el aire y el aterrizaje.

Acércate a la rampa que conduce a la baranda en línea recta con tu tabla completamente plana sobre el suelo. Perder el equilibrio temprano hará que tu aterrizaje sea imperfecto y lo más probable es que te caigas de la baranda antes de llegar al final.

Salta desde el final de la rampa y lleva las rodillas hacia el pecho. Mantén tu cuerpo centrado, con los hombros, las rodillas y los pies en línea todo el tiempo que estés en el aire. Fija tus ojos en el extremo de la baranda y no mires hacia abajo.

Aterriza sobre la baranda con toda tu tabla tocando por abajo al mismo tiempo. Mantén tu cuerpo en línea y centrado en tu tabla, con la misma presión en ambos pies. Recorre la baranda hasta el final, baja de un salto y continúa andando.

Consejo

Usa un casco cuando estés aprendiendo a montar barandas. Practica tu aterrizaje en pequeños saltos antes de intentarlo sobre una baranda.