Cómo asar pollo en la estufa

Escrito por Leigh Good | Traducido por Lucia Ayala
Las pechugas de pollo deshuesadas sin piel se cocinan rápido en una sartén de parrilla.
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Si el clima no está cooperando, aún se puede asar un sabroso plato de pollo en la estufa de tu cocina. Necesitarás una olla de asar, que es una sartén para estufa de poca profundidad que tiene crestas de recrear la superficie de la parrilla caliente. Puedes encontrar sartenes de parrilla hecha de utensilios de cocina antiadherente o de hierro fundido. Las pechugas de pollo deshuesadas sin piel se cocinan en forma rápida y sencilla en una sartén de parrilla.

Coloca la sartén en la estufa y baja el fuego a medio-alto.

Pincela la sartén con aceite de oliva usando el pincel.

Espolvorea las pechugas de pollo deshuesadas sin piel con sal y pimienta, y coloca el pollo en la sartén.

Cocina las pechugas de pollo sin moverlas unos cinco minutos, hasta que la parte inferior tenga marcas marrones de parrilla. Voltea las pechugas de pollo con un par de pinzas y cocina el otro lado durante otros cinco minutos.

Usa un termómetro para carnes para comprobar el punto de cocción del pollo. Retira el pollo de la sartén cuando la temperatura interna alcance los 165 grados Fahrenheit (74º).

Coloca el pollo cocido en un plato limpio y sirve con tu salsa favorita. O cortar el pollo y sirve sobre tu ensalada favorita.

Consejo

Para más sabor, marina el pollo antes de cocinarlo, colocándolo en una bolsa hermética de plástico junto con tu marinada favorita en el refrigerador durante la noche.