Cómo asar piña en el horno

Escrito por Molly Thompson | Traducido por Frances Criquet
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Puedes hacer una deliciosa y dulce piña (pineappple) asada sin siquiera tener que poner un pie afuera o encender la parrilla. Prepara rodajas o trozos de esta nutritiva fruta baja en calorías en tu horno. La piña asada es un acompañamiento sabroso para el jamón al horno, una deliciosa guarnición con pollo o cerdo al estilo caribeño y también queda muy bien para hacer un postre especial con panqueques y helado.

Precalienta el horno a 400° F. Coloca la plancha en el horno para calentarla.

Pela la piña. Corta y descarta la corona o parte superior. Corta el corazón y corta la fruta en rodajas de media pulgada de grosor.

Retira la plancha caliente del horno; coloca las rodajas de piña encima, rocía cada una con un poco de azúcar negra y canela.

Pon la piña en el horno y cocina durante 7 a 8 minutos. Retírala del horno, da vuelta las rodajas y rocíalas con más azúcar negra y canela. Pon la fruta de vuelta en el horno y hornea durante otros 7 a 8 minutos o hasta que esté dorada y el azúcar comience a burbujear o caramelizarse.

Retira del horno y sirve como parte de tu plato principal o postre.

Consejo

Para asar la piña en brochetas, corta la fruta pelada y sin corazón en trozos en vez de rodajas. Ensártalos en palillos de madera, dejando un poco de espacio entre cada trozo. Coloca las brochetas de fruta sobre la plancha precalentada y ponla en el horno. Hornea durante cinco minutos y gíralas, cocina cinco minutos más, gíralas una vez más y cocínalas cinco minutos finales. Cubre con azúcar negra y canela o un poco de miel por encima.