Cómo asar el pez medregal

Escrito por Louise Lawson | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores
Aprende los secretos para conseguir un suculento pescado asado.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El ahumado aroma tentador del medregal asado es una delicia para el paladar. El nombre de "pez limón" en realidad no se refiere a una especie singular de peces, sino más bien de tres juegos independientes: el medregal menor, el medregal mayor y Seriola zonata. Las tres variedades cuentan con un sabor ligero, limpio y carne densa que absorbe adobos y especias, convirtiéndose en la opción ideal para la parrilla.

Recorta la línea de sangre de tu medregal antes de asar. La línea de sangre es una línea de color rojo oscuro que pasa a través de la carne, y tiene un sabor fuerte que puede ser desagradable. Enjuaga bien cada filete con agua fría y sécalo.

Rocía un poco de aceite de canola en una bolsa de plástico con cierre superior. Espolvorea con algunas especias variadas, como ajo y cebolla en polvo, pimienta de limón o condimentador para mariscos. El medregal toma bien el sazón, así que usa una ligera capa para evitar abrumar al sabor natural del pescado.

Coloca el pescado en la bolsa, y aprieta la bolsa suavemente para eliminar el exceso de aire antes de sellar. Gira la bolsa un par de veces para recubrir ambos lados del pescado, y deja marinar en el refrigerador por 30 minutos.

Calienta la parrilla a aproximadamente 325 a 350 grados Fahrenheit. Frota la parrilla con una brocha para marinar a medida que se calienta, y limpia con una toalla de papel empapado en aceite para evitar que el pescado se pegue.

Retira el pescado de la bolsa, y colócalo en la parrilla caliente. Deja el pescado en reposo durante 5 minutos, o hasta que se desarrolle una ligera corteza y se levante fácilmente de las rejillas. Voltea el pescado y cocina durante 5 minutos en el otro lado.

Prueba el pescado en busca del punto de cocción antes de servir. El pescado debe estar escamoso y de color opaco, y debe registrar 145 F en el centro cuando se prueba con un termómetro de carne.

Consejo

Si están congelados los filetes de medregal, deja que se descongelen en el refrigerador para luego cocinarlos.

Advertencias

No trates de mover a los peces demasiado durante la cocción, ya que se rompen y se desmenuzan fácilmente.