¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Cómo arreglar arroz cocido aguado

Escrito por Luis Malavé | Traducido porFrances Criquet | Fecha actualizada April 13, 2018

Aunque parece ser un sencillo alimento básico, cocinar arroz se puede convertir en un evento sorprendentemente complicado y cuyos resultados no siempre son los mismos aunque sigamos la misma receta al pie de la letra.
Muchas amas de casa y cocineros aficionados saben por experiencia propia que si se cocina de menos el arroz quedará húmedo o blando, pero si se exceden un poco en el tiempo, quedará seco y quemará el fondo de la olla.

Primero, vamos a conocer qué es este alimento tan rico y usado en todo el planeta.

El arroz es la semilla de la Oryza sativa, cereal que tuvo su origen en los territorios de China e India. Los más de 10 mil tipos de este grano que existen se resumen al final en solo dos variedades de la Oryza sativa, la variedad índica y la variedad japónica.

La primera se cultiva en las regiones tropicales y climas cálidos, mientras que la segunda puede cultivarse tanto en clima cálido como en zonas templadas.

Su uso es considerado básico en la cultura asiática, pero también es parte indispensable de la dieta de muchos pueblos latinoamericanos.

Es el segundo cereal más cultivado en el mundo, después del maíz, pero supera a este en nivel de aporte a la alimentación de la población mundial debido a que una buena parte del maíz es usado para otros fines diferentes al del consumo humano.

Aporta hasta la quinta parte de las calorías consumidas por la población mundial y en algunas naciones asiáticas puede llegar a representar hasta un 75 por ciento de la ingesta diaria de calorías de su población.

TE PUEDE INTERESAR: NUTRIENTES Y BENEFICIOS DEL ARROZ

¿Cómo se cocina el arroz?

Por norma general para cocinar el arroz blanco refinado se utilizan 2 tazas de agua por cada taza de arroz y el tiempo de cocción a llama media suele ser de 18 a 25 minutos.

Si estamos preparando arroz integral, el tiempo de cocción aumenta a los 30 o 40 minutos para poder ablandar su recubrimiento. Este arroz necesita un poco más de agua para su cocción, por lo que usaremos 2 tazas y media por cada taza de arroz integral.

Por su parte el arroz salvaje requiere el mayor tiempo de cocción, entre 40 y 60 minutos para que quede tierno. Esta variedad necesita por lo tanto más agua, por lo que se usa una proporción 4 tazas de líquido por cada taza de arroz salvaje.

En todo caso, si notas que el arroz, sea cual sea su tipo, sigue duro a pesar de que parece estar ya bajo de agua, puedes agregarle pequeñas cantidades y darle más tiempo para que termine su cocción.

¿Y que hacer cuando el arroz me queda aguado?

Este es un caso fácil de arreglar, pues todo lo que necesitas es darle más tiempo de cocción, a una llama baja para evitar que se queme el fondo de olla.

Siempre debes probar el arroz y revisar si los granos siguen estado duros, señal de que les falta cocción.

Una vez que ha tomado consistencia y evaporado el exceso de agua, puedes sacarlo de la llama, pero déjalo reposar un rato para que cualquier exceso de humedad que siga presente se evapore.

Este último paso es el secreto para lograr un arroz húmedo pero suave y esponjoso.

Si abusaste de la cantidad de agua a la hora de montar la olla y ves que tardará mucho en secarse y corres el riesgo de dañar el arroz, puedes escurrir parte de esta agua en el fregadero y seguir con la cocción.

Una vez listo, usa un tenedor para esponjar el arroz, déjalo reposar unos pocos minutos y sírvelo.

Consejos previos a la preparación del arroz

Para mejorar el sabor y calidad de tu plato de arroz, enjuaga los granos previamente para eliminar cualquier almidón o talco, que se utiliza a veces en los molinos para evitar la pegajosidad.

Otro tema para ti: El mejor régimen de entrenamiento para mujeres con sobrepeso

Además, siempre es bueno que pongas el agua con sal en una olla grande en el fuego y esperes a que se acerque al proceso de hervor antes de echar el arroz en ella.

Usar una olla grande ayuda a que el arroz se cocine más rápidamente y de manera uniforme. Cubre la olla con una tapa hermética.