Anatomía del cuerpo humano

Escrito por Contributor
Photos.com/AbleStock.com/Getty Images

El cuerpo humano es una colección compleja de diversos sistemas, todos los cuales trabajan en conjunto para llevar a cabo un sinnúmero de funciones sobre una base diaria. La anatomía humana se entiende mejor al conocer el papel que cada uno de estos sistemas desempeña y los órganos básicos y estructuras que las componen. La mayoría de ellos son bastante simples en su diseño y funcionalidad.

Sistema esquelético

Los huesos del cuerpo proporcionan la estructura de soporte sobre la que depende todo lo demás. Un cuerpo adulto se compone de aproximadamente 205 huesos, así como protegen estructuras vitales como el cerebro, el corazón y los pulmones.

Musculatura

Los músculos son los que mueven el cuerpo. A menudo trabajan en parejas, como el bíceps para doblar el brazo y el tríceps para enderezarlo. Muchos grupos de músculos trabajan en conjunto para permitir que el cuerpo haga los movimientos más simples, como caminar.

Sistema circulatorio

Las venas y las arterias son las principales vías del sistema circulatorio, por donde circula la sangre por todo el cuerpo. La sangre transporta el oxígeno a las partes del cuerpo y luego la sangre oxigenada se devuelve a los pulmones para recoger más.

Sistema nervioso

El tacto, la temperatura y otras sensaciones son llevadas a cabo por los nervios del cuerpo. El sistema nervioso, que incluye el cerebro y la médula espinal, no solo transmite estas señales, sino también las interpreta, y permite que el cuerpo interaccione con el mundo a su alrededor.

Sistema digestivo

Hacer que el cuerpo funcione requiere de alimentos para abastecer de energía y nutrientes básicos. El estómago, los intestinos y otros órganos del sistema digestivo descomponen los alimentos en los diferentes componentes que requiere el cuerpo, como la proteína para hacer el pelo y las uñas.

Sistema respiratorio

De todas las cosas que el cuerpo necesita, el oxígeno es la más importante. Mantener el cuerpo abastecido con oxígeno es el trabajo de los pulmones y otras partes del sistema respiratorio. Los pulmones obtienen el oxígeno que se distribuye por todo el cuerpo a través del sistema circulatorio.