Análisis de noticias: reporte sobre las bebidas energéticas

Escrito por Frank Trejo | Traducido por María Dolores Meade
Los profesionales de la salud están dando advertencias sobre estos productos.
Spencer Platt/Getty Images News/Getty Images

Las promesas de aumento de energía y una mejor concentración continúan estimulando las ventas crecientes de las bebidas energéticas, que se venden en todas partes desde las tiendas de comestibles de barrio a bares y gimnasios locales.

Cada vez más, sin embargo, los profesionales de la salud están dando advertencias sobre estos productos y sus posibles efectos negativos, sobre todo en los jóvenes.

Hay tantas consecuencias desconocidas posibles que derivan de la cafeína y otros suplementos, algunos de los cuales no están regulados, que creo que los riesgos superan a los beneficios.

Meridan Zerner, dietista registrada, Cooper Clinic, Dallas, Texas

Las denuncias

Un estudio reciente indicó una posible desventaja de las bebidas energéticas. En "El Informe DAWN", publicado el 10 de enero de 2013, el federal Substance Abuse and Mental Health Services Administration observó una duplicación en un período de cinco años del número de visitas a urgencias vinculadas a las bebidas energéticas, de 10.068 en 2007 a 20.783 en 2011. La mayor parte de los casos involucraron individuos entre las edades de 18 y 39 años.

Los fabricantes de bebidas energéticas populares han rechazado las conclusiones que se detallan en el informe, elaborado por la Drug Abuse Warning Network. Profesionales de la salud instan a la precaución al usar bebidas energéticas, sin embargo, teniendo en cuenta sobre todo el peligro potencial de su combinación con otras sustancias o consumirlos en condiciones extremas.

De acuerdo con el "Informe DAWN", el 58 por ciento de las visitas a la sala de emergencia en 2011 estaban relacionados con el consumo de bebidas energéticas solas, mientras que el 42 por ciento involucró bebidas energéticas combinadas con alcohol, farmacéuticos y estimulantes del sistema nervioso central o drogas ilícitas.

Las bebidas energéticas incluyen marcas como Red Bull y Monster, que tienen un alto porcentaje de cafeína y se comercializa como una manera de aumentar la energía. Estas bebidas se diferencian de las bebidas deportivas, como Gatorade y Powerade, que tienen como ingredientes principales hidratos de carbono y electrolitos y están diseñados para proporcionar el combustible para los músculos y para ayudar a mantener el cuerpo hidratado. La mayoría de las bebidas deportivas no contienen cafeína, aunque un producto Powerade, Powerade Fuel +, lo hace.

Los profesionales de la salud están preocupados no solo por las altas cantidades de cafeína sino también por los aditivos comunes, como la taurina, guaraná, creatina y suplementos de hierbas. Tales aditivos pueden contener cafeína o intensificar los efectos de la cafeína, y la mayoría no están regulados.

La hoja de información nutricional y de salud en las bebidas energéticas publicadas en 2007 por la University of California Division of Agriculture and Natural Resources indican que la cafeína en la mayoría de las bebidas energéticas va desde 72 mg a 150 mg para recipientes con 8 oz a 12 oz. En envases más grandes la hoja de información indica que pueden contener dos o tres porciones y elevarse el nivel de cafeína a 294 mg para todo el contenedor. Las bebidas más pequeñas, llamadas shots, también pueden tener altas concentraciones de cafeína.

La Food and Drug Administration informó en noviembre de 2012 que en un período de cuatro años había recibido reportes de 13 muertes citando el posible papel de shots de 5-Hour Energy. En octubre de 2012, la agencia recibió cinco informes de muertes en los que se menciona el consumo de Monster Energy. Estos informes, sin embargo, no significan que hay una relación directa entre las bebidas y la muerte.

La réplica

Los fabricantes de muchas de estas bebidas energéticas han insistido en que no hay pruebas de que sus bebidas sean responsables de lesiones o muertes.

En un comunicado de prensa del 16 de enero de 2013, la American Beverage Association dijo que los resultados del "Informe DAWN" indican que menos de dos centésimas del 1 por ciento de las aproximadamente 136 millones de visitas a las salas de emergencia por año están presuntamente vinculadas a las bebidas energéticas.

Monster Beverage Corp., fabricante de Monster Energy, dijo en un comunicado que "El informe DAWN" es "muy engañoso" y no prueba que las bebidas no sean seguras.

"Cualquier conexión causal entre el consumo de bebidas energéticas y las visitas a urgencias se debilitó sustancialmente por la existencia de otros factores con más probabilidades de haber sido responsables de los problemas médicos de los pacientes, tales como productos farmacéuticos, alcohol o drogas ilegales", dijo el comunicado.

También afirmó que el informe no reflejaba qué cantidad de visitas a la sala de emergencia fueron el resultado del consumo excesivo de café y cómo se compara con el consumo de bebidas energéticas.

La American Beverage Association, que representa a los fabricantes de bebidas no alcohólicas, dijo que no hay forma de saber todas las fuentes de cafeína ingeridas por los pacientes de la sala de emergencia.

La asociación también criticó el informe por comparar la cantidad de cafeína en las bebidas energéticas a la de una taza de 5 onzas de café. El informe señala que 5 onzas de café contiene normalmente alrededor de 100 mg de cafeína, mientras que la cantidad de cafeína en las bebidas energéticas puede variar de 80 mg a 500 mg.

Las "tazas típicas de café contienen por lo menos 8 onzas", afirmó la declaración de la asociación. "Además, la mayoría de las principales bebidas energéticas contienen aproximadamente la mitad de la cafeína de una taza de tamaño similar de un café de una tienda de café".

La mirada de los profesionales de la salud

Las bebidas deportivas no son las bebidas energéticas

Como especialista en nutrición, Meridan Zerner insta a los consumidores a informarse sobre lo que están consumiendo. "Yo creo que es importante hacer una clara distinción entre las bebidas para deportistas y bebidas energéticas", dijo.

Zerner, una dietista registrada en la Clínica Cooper, en Dallas, está en desacuerdo con el término "energía" para describir las bebidas embotelladas o enlatadas que se supone aumentarán tu energía a través de la cafeína.

Toda la energía, dijo, proviene de los carbohidratos. La cafeína no solo no proporciona energía real, sino que también puede afectar negativamente el sueño disminuyendo la energía.

Los principales ingredientes en las bebidas deportivas, como Gatorade, son bajas concentraciones de carbohidratos y electrolitos. Los hidratos de carbono son sustancias tales como glucosa, polímeros de glucosa, sacarosa y fructosa. Los electrolitos incluyen sodio, potasio y magnesio.

Los carbohidratos alimentan los músculos, mientras que los electrolitos sustituyen los minerales perdidos por el sudor.

El ingrediente principal en la mayoría de las bebidas energéticas, sin embargo, es la cafeína, que afecta el sistema nervioso central, diciéndole a tu cerebro que mantenga el cuerpo en un ritmo elevado.