Alivio para el dolor del aborto espontáneo

Escrito por Heather Grenier
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Un aborto espontáneo resulta doloroso tanto física como emocionalmente. Es un evento que afecta en forma muy profunda a una mujer, ya sea a las 5 o a las 15 semanas de gestación. Significa una pérdida grave, y debe ser tratada con delicadeza. Un aborto natural temprano puede sentirse como un mal período menstrual, con espasmos intensos; mientras que si sucede más tarde puede experimentarse de manera mucho peor, ya que el cuerpo puede empezar a sufrir contracciones. Sigue las indicaciones de tu médico, e intenta estas sugerencias para aliviar el dolor en esta circunstancia, con el fin de sanar tu dolor físico y emocional.

Medicación

Photos.com/AbleStock.com/Getty Images

Consulta a tu médico acerca de la medicación apropiada para tu dolor debido al aborto natural. El profesional puede prescribirte medicaciones narcóticas para el dolor, tales como el percocet o el vicodin si tu embarazo estaba avanzado, y comenzaste a sentir contracciones durante el evento. De todos modos, las mujeres que no sufran un dolor tan intenso, como aquellas que han tenido un aborto temprano, estarán bien con ibuprofeno. Estos analgésicos se usan para los espasmos y el potencial dolor de espalda que puede resultar del aborto.

Calor y descanso

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

El calor ayuda con el inevitable dolor espasmódico que sucede al aborto natural. Usa una compresa tibia y tómate un tiempo, sumamente necesario, de descanso. Recuéstate con la compresa tibia sobre la parte baja de tu abdomen para activar la circulación y ayudar a aliviar el dolor. Esto es primordial, sin importar en qué etapa ha ocurrido el aborto. Puedes necesitar más descanso si éste sucedió en un período más avanzado de la gestación.

Apoyo

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Una vez que hayas finalizado de lidiar con el dolor físico del aborto, es importante tratar el impacto emocional de haber perdido un bebé. Demasiadas personas sienten que un aborto no es una pérdida verdadera; sin embargo, una mujer que ha perdido un bebé durante su gestación aún pasan por las mismas etapas de aflicción que la gente que ha despedido a un ser querido. Es necesario ocuparse de estas emociones, en especial antes de quedar embarazada otra vez. Puedes encontrar consuelo en amigos o familiares. También puedes buscarlo en grupos de apoyo tanto en la comunidad como en línea. Esas mujeres han pasado por lo mismo que tú, y podrán ofrecerte apoyo y consejo. Si te das cuenta de que necesitas más ayuda de la que estas opciones pueden brindar, entonces deberías buscar un terapeuta profesional que pueda ayudarte a analizar tus emociones. Sobre todo, eso es lo que necesitas con exactitud.

Referencias