¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Alivio inmediato para los dolores de gota

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 22, 2018

Millones de personas en el mundo sufren dolores en las articulaciones debido a la cristalización del ácido úrico en su organismo, condición llamada tradicionalmente como gota.

Este dolor es considerado uno de los peores que puede sufrir una persona y se describe como el equivalente a tener cientos de agujas clavadas en la articulación afectada.

De hecho, el ácido úrico se cristaliza en forma de cientos de puntas afiladas, que al menor movimiento o contacto provocan dolor y ardor en los tejidos que rodean la articulación.

La gota se considera una forma de artritis y afecta principalmente a los hombres de más de 40 años y a las mujeres después de la menopausia.

Lee también: ¿Cuál es el tratamiento para el ácido úrico?

Según un artículo publicado en octubre de 2011 en el Journal of Arthritis Rheumatology tan solo en Estados Unidos hay 8,3 millones de adultos que sufren de gota.

El dolor puede presentarse en cualquier articulación, pero en la mayoría de los casos se inicia en el dedo gordo del pie, incapacitando parcial o totalmente a la persona para poder caminar.

¿Cuáles son las causas de la gota?

Esta dolencia se origina generalmente por la ingesta de una dieta alta en purina, como las carnes rojas, mariscos y algunas verduras.

A medida que tu cuerpo descompone la purina, se forma el ácido úrico, que generalmente se elimina del cuerpo a través de la orina.

Sin embargo, cuando hay una alta concentración de purinas en la sangre se forman cristales de ácido úrico en las articulaciones.

Esto puede ocurrir por un exceso prolongado en la ingesta de alimentos con purina o porque el cuerpo ha perdido la capacidad para eliminar el ácido úrico debido a problemas en los riñones.

También se puede presentar por tener una condición que provoque hiperuricemia, en la que los niveles de ácido úrico se elevan más allá de los niveles normales.

Afortunadamente, hay diversas formas de calmar este dolor y aquí vamos a describirlas para que tengas una guía si tú o un familiar llega a sufrir de gota en algún momento.

Inyecciones de cortisona

La manera más rápida de deshacerse del dolor de la gota es a través de la inyección de cortisona en la articulación inflamada, sustancia que tiene fuertes propiedades antiinflamatorias.

Esto aliviará tu dolor en unos instantes, pero la cortisona puede dañar tu cuerpo cuando se utiliza durante períodos prolongados de tiempo.

Aplicar hielo en la zona afectada

Cuando sientas dolor de gota, querrás alivio, y la mejor manera de conseguirlo es poniendo una bolsa de hielo sobre la zona adolorida, ya que funciona como un anti-inflamatorio.

Además, el frío adormece tu articulación, aliviando un poco el dolor. Sin embargo, no debes aplicar la bolsa o compresa de hielo por más de 15 minutos consecutivos.

Baños con sal de Epsom

El sulfato de magnesio o sal de Epsom es un remedio casero clásico que puede aliviar rápidamente los dolores de gota, pues el magnesio es un mineral que ayuda a mejorar la circulación y reducir la presión arterial.

Agrega dos tazas de sal de Epsom a la bañera llena de agua, y sumérgete hasta que el agua se enfríe.

Medicamentos por prescripción

Existen varios medicamentos para aliviar las causas de la gota, como el alopurinol, indometacina, febuxostat o colchicina. Estas drogas aceleran la eliminación de ácido úrico del cuerpo, aunque esto no es un proceso inmediato.

Además, el alopurinol y la colchicina pueden causar efectos secundarios si se toman durante mucho tiempo. Es por eso que ninguno de estos medicamentos se debe tomar sin la supervisión de un médico.

Medicamentos de venta libre

El ibuprofeno es un medicamento de venta libre que actúa como un anti-inflamatorio y puede ayudar a reducir el dolor de un ataque de gota.

Tendrás que tomar cuatro tabletas para comenzar a sentir su efecto.

Remedios caseros con vinagre

El vinagre de sidra de manzana ha sido usado por generaciones como un remedio casero contra los dolores de la gota.

Mezcla dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana con dos cucharadas de miel, y toma esta mezcla dos veces al día para evitar los ataques de gota.

Si ya estás experimentando un ataque, te ayudará a reducir el dolor dentro de unas horas.

Te recomendamos leer: Alimentos que puedes comer si tienes gota

Una dieta moderada en carnes, mariscos y alcohol ayudan a evitar las altas concentraciones de purina y de ácido úrico en la sangre.

Además, beber mucha agua y mantener un peso saludable también reduce los factores de riesgo.

Los ejercicios suaves y estiramientos realizados en la práctica del yoga ayudan a mantener la flexibilidad de las articulaciones y evitar la acumulación de cristales de ácido úrico en estas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.