Alimentos ricos en oxalatos

Escrito por Samantha Volz
Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los oxalatos son sustancias químicas que existen de forma natural. Se encuentran en el cuerpo humano y en el resto de animales, pero se dan con mayor abundancia en frutas y verduras. Las hojas suelen contener mayor cantidad de oxalatos que los tallos y los brotes de la planta. Hay ciertas enfermedades raras que requieren dietas bajas en oxalatos. Por otra parte, algunos médicos piensan que estas sustancias contribuyen a la formación de cálculos renales. Por estas razones, quizás necesites saber qué alimentos contienen la mayor cantidad de oxalatos.

Frutas

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Como regla general, se puede decir que las frutas y verduras de color oscuro contienen mayor cantidad de oxalatos que las más claras. Se considera que un alimento tiene un nivel alto de oxalatos si hay más de 10 mg de estas sustancias en una porción de dicho alimento.

Entre las frutas ricas en oxalatos se encuentran muchas bayas, como moras, arándanos, frambuesas y fresas. Las uvas rojas o púrpuras también suelen ser ricas en esta sustancia. Las ciruelas, pasas, kiwis y mandarinas también encabezan la lista de alimentos ricos en oxalatos.

Según el Centro Médico de la Universidad de Pittsburg, también encontrarás altas concentraciones de oxalatos en la cáscara de muchas frutas, por ejemplo, en naranjas, limones y limas. Debes recordar además que los jugos elaborados a partir de frutas ricas en oxalatos conservarán esas concentraciones elevadas.

Verduras

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Hay un gran número de verduras verdes que contienen una alta concentración de oxalatos. Entre ellas se incluyen las espinacas, el perejil, el pimiento verde, los puerros, las aceitunas y el apio. Las verduras que no son verdes también pueden contenerlos en gran cantidad; algunos ejemplos son las zanahorias, remolachas, frijoles (cocidos, secos, frijoles rojos, etc.), calabaza y batatas.

Otros alimentos

Photodisc/Photodisc/Getty Images

El té negro, que suele contener grandes cantidades de oxalatos, es uno de los alimentos más controvertidos de la lista. Mientras que algunos médicos advierten a sus pacientes que no deben consumirlo con frecuencia, puesto que favorece la formación de cálculos renales, otros lo recomiendan como agente preventivo por sus cualidades diuréticas. Otras bebidas de color oscuro, como el chocolate caliente, el café y las cervezas robustas también pueden proporcionar dosis altas de oxalatos.

Por ejemplo, el grano de trigo, el que incluye el pan multicereales, puede tener altas concentraciones de oxalatos. Otros productos con almidón, como los pretzels, el pan de centeno o trigo y el pastel de fruta también pueden contribuir a elevar el nivel de oxalatos en la dieta. También entran dentro de esta categoría los granos de soja y algunos de sus derivados, como el tofu.

Debes prestar atención también a tu ingesta de condimentos. El Centro Médico de la Universidad de Pittsburg advierte que tomar más de 1 cucharadita de pimienta negra al día, así como porciones de mermelada y salsa de soja, puede dar como resultado un elevado consumo de oxalatos.

Como dato curioso, ninguna carne aparece en la lista de alimentos ricos en oxalatos. De hecho, el tocino, la carne de res, la de cerdo y las aves de corral aparecen en la lista de alimentos bajos en oxalatos ofrecida por el Centro Médico de la Universidad de Pittsburg.