Alimentos que ayudan a aumentar la cantidad de leche materna

Escrito por Robyn Green
Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Durante el período de lactancia, las madres usualmente se preguntan si su hijo recibe la cantidad suficiente de leche y desean aumentar el suministro de leche. Ya que no puedes ver cuánta cantidad de leche consume tu hijo, es normal preguntarse si la cantidad de leche que tienes es la adecuada. Si tu hijo se alimenta bien, orina y defeca con frecuencia y parece satisfecho, la cantidad de leche que tienes probablemente sea la correcta. La clave para mantener un buen suministro de leche es amamantar con frecuencia, comer y beber lo suficiente, dormir bien y disminuir los niveles de estrés. Si esto no funciona, tal vez debas considerar otras opciones para aumentar el suministro de leche.

Mantente hidratada para que la leche fluya

Thinkstock/Comstock/Getty Images

El agua es uno de los mejores líquidos que puedes consumir para mantener tu fuente de leche saludable. El té y otras bebidas son buenas también, pero por supuesto, es agua es lo ideal. La madre, tanto durante el embarazo como durante el período de lactancia, debe mantenerse bien hidratada.

Aunque el agua es importante, consumir demasiada cantidad de agua puede ser peligroso ya que puede provocar que las vitaminas y minerales esenciales abandonen el cuerpo rápidamente antes de ser absorbidos. Bebe al menos ocho vasos de agua por día, pero escucha a tu cuerpo. La Liga de la Leche sugiere "beber a gusto". En otras palabras, bebe lo que tu cuerpo necesita y no bebas agua de más si tu cuerpo no lo necesita.

Proteínas y calcio

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Tu cuerpo necesita proteínas y calcio para producir leche. Estos cimientos de la leche materna son importantes tanto para la cantidad como para la calidad de la leche, por lo que asegúrate de obtener la dosis diaria recomendada, si es posible.

El pavo y otras carnes magras son excelentes fuentes de proteínas. Si eres vegetariano o vegano, puedes obtener las proteínas de judías, legumbres, granos integrales y nueces. El calcio se puede obtener a través de los productos lácteos, melaza residual, tofu y vegetales de color verde oscuro como espinaca y berza col.

Especias lactogénicas, grasas y cultivos

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Las especias consideradas lactogénicas son capaces de inducir la lactancia. Algunas a considerar son gomashio, elaborado con semillas de sésamo sin pelar, ajo, sal marina, eneldo, albahaca, mejorana y alcaravea. Asegúrate de consumir cantidades saludables de ácidos grasos esenciales, que se encuentran en el aceite de oliva, y complementa tu dieta con lactobacillus acidophilus, que se encuentra en yogures o en suplementos.

Hierbas lactogénicas

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Algunas hierbas son conocidas por los beneficios que disfrutan las madres en época de lactancia. La hierba más popular por aumentar la cantidad de leche es la alholva. No obstante, la alholva y el cardo bendito, ambos vendidos por su capacidad de aumentar la producción de leche, pueden ser peligrosos si se consumen cantidades anormales. También se recomienda el hinojo para aumentar la producción de leche y posee menos efectos secundarios, afirma Dr. Ruth A. Laurence en un artículo en Breastfeeding.com.

En relación a los suplementos de hierbas, siempre deberías consultar a tu pediatra para asegurarte de que las hierbas que estás considerando son seguras para tu bebé. Algunos suplementos de hierbas pueden contener rastros de elementos peligrosos para tu bebé. También te puede informar si te hacen falta suplementos al examinar tu bebé.