¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Alcohol etílico vs alcohol isopropílico para desinfeción.

Escrito por Laura Circosta | Fecha actualizada September 06, 2018

Podemos definir al alcohol como aquel compuesto químico cuya estructura molecular se asemeja a la del agua (H2O), en la que un hidrógeno (H) ha sido sustituido por un grupo alquilo: un átomo de carbono al que se le unen tres átomos de hidrógeno (CH3). A su vez y como característica principal, encontramos uno o más grupos hidroxilo (OH) formando parte de la fórmula del alcohol.

Los alcoholes se clasifican según el tipo de átomo de carbono al que están unidos los grupos hidroxilo en: primario, secundario y terciario.

El alchol etílico o etanol es un tipo de alcohol primario, mientras que el alcohol isopropílico o isopropanol es un alcohol secundario.

Te puede interesar leer: Los efectos del alcohol en el sistema muscular

Diferencia entre antiséptico y desinfectante

Es importante que puedas tener en claro la diferencia entre estos dos conceptos, ya que muchas veces se los utiliza como sinónimos pero no lo son.

Los antisépticos tienen la propiedad de eliminar o inhibir el crecimiento de microorganismos que se encuentran presentes en la piel o las mucosas. Son de uso estrictamente externo, esto quiere decir que no los debes ingerir.

Los desinfectantes son también productos con capacidad antimicrobiana pero que se utilizan sobre objetos debido a que son tóxicos celulares, es decir, son capaces de provocar la muerte celular generando una lesión en la piel.

Una misma sustancia como el alcohol isopropílico, según la concentración en la que se utilice, puede actuar como desinfectante o antiséptico.

Podemos clasificar a los desinfectantes y antisépticos en tres grupos: alto, intermedio o bajo nivel.

Los desinfectantes y antisépticos de alto nivel son aquellos con capacidad de eliminar bacterias, hongos, virus y esporas. Los de nivel intermedio por su parte, no tienen efecto sobre las formas esporuladas de hongos y virus. Por último, los de bajo nivel pueden eliminar hongos, virus y solo algunas pocas bacterias.

A los alcoholes se los considera desinfectantes y antisépticos de nivel intermedio.

Eficacia en el efecto sobre los microorganismos

Es importante que conozcas que, como todo antimicrobiano, debe trascurrir un tiempo para que ejerza su efecto. Es decir, si utilizas un alcohol como antiséptico antes de aplicar un inyectable o vacuna, o si preparas un campo quirúrgico, ante de realizar la punción o la incisión debes esperar entre 2 a 5 minutos. Si no esperas este tiempo, no obtendrás el beneficio buscado con el consiguiente riesgo de infección.

A su vez, debes considerar otro concepto importante: carga microbiana. Esto se refiere a la cantidad de microorganismos sobre los que debe actuar el alcohol. A mayor número, menor eficacia porque cada vez necesitaríamos cantidades mayores para que pueda eliminarlos. Por tanto es imprescindible que, previo a la aplicación, te laves bien la piel con un jabón antiséptico para potenciar su efecto.

Características del alcohol etílico

Se lo utiliza como un antiséptico que ejerce su acción desnaturalizando proteínas. Esto quiere decir que las destruye. Como los gérmenes están compuestos, entre otras cosas, de proteínas, los elimina.

Se lo suele emplear en solución acuosa al 70% v/v, debido a que si utilizamos una concentración menor pierde eficacia; como así también, una concentración mayor deshidrata a los microorganismos pero no los destruye. Como generalmente se lo comercializa al 96% v/v, debes diluirlo si deseas un efecto antiséptico eficaz.

Por ser un alcohol, se caracteriza por la propiedad llamada: volatilidad. Esto significa que se evapora rápidamente. Por tanto, su efectividad es de corta duración porque permanece poco tiempo en el sitio de aplicación ya que se evapora. A esta capacidad de permanecer en el sitio de acción se la denomina sustantividad, y en este caso es escasa.

Puede ser utilizado para la desinfección de objetos inertes, como termómetros o frascos de medicamentos. La desventaja es que con su uso prolongado tiende a dañar estos materiales.

Entre sus efectos adversos tenemos a la xerodermia y úlceras si se lo utiliza en abundante cantidad y por tiempo prolongado.

Existe popularmente un remedio casero en el que se utiliza el alcohol etílico y que es muy peligroso para los niños. Consiste en aplicar compresas embebidas en este tipo de alcohol para tratar los dolores abdominales, los cual les terminaba produciendo un grave cuadro de intoxicación. Ten en cuenta que existe la absorción transcutánea de alcohol. Este se absorbe si lo usas en gran cantidad y sobre extensas superficies de tu cuerpo. No debes hacerlo, es muy peligroso.

Características del alcohol isopropílico

Es un alcohol de tipo desinfectante. Por lo tanto no se utiliza frecuentemente en el cuerpo sino para la limpieza de objetos, aunque algunos productos de farmacia y cosmética lo emplean muy bien diluido. A diferencia del alcohol etílico, no destruye el material de los objetos por lo que se lo puede utilizar sin restricción como por ejemplo, para la limpieza de cristales ópticos, vidrios, equipos electrónicos, etc.

También, lo encontramos en los productos industrializados como detergentes y limpiadores. Además, se utiliza en la fabricación de productos cosméticos pero diluido para evitar que lesione la piel, como ya he explicado. Las toallas desinfectantes que se comercializan están fabricadas con este tipo de alcohol, al igual que el alcohol en gel. Por lo tanto, si es correctamente diluido, es seguro. No sucede lo mismo en los productos de limpieza doméstica donde esta más concentrado. Por su acción irritante sobre tu piel, ten siempre presente la importancia de utilizar guantes cada vez que laves los platos, limpies tus pisos, etc.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Referencias