Cómo hacer unas alas de pavo jugosas

Escrito por A.J. Andrews | Traducido por Alejandra Rojas
Las alas de pavo son lo sufucientemente grandes como para servirlas como platillo principal.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Mientras los métodos como freír en aceite puede brindarle a las alas una corteza crujiente y dorada a expensas de un interior jugoso, la combinación de cocción a fuego lento y asado ayuda a evitar esta tragedia al primero hervir la carne y dividir el tejido conectivo duro, haciendo que la grasa en la piel quede crujiente y dorada. La cocción a fuego lento y el asado también caramelizan la salsa que utilices para cubrir tus alas.

Calienta el horno a 350 grados Fahrenheit. Condimenta las alas con sal kosher y pimienta negra recién molida y recuéstalas en una capa uniforme dentro del horno holandés o en una cacerola pesada.

Vierte suficiente caldo de pollo hirviendo en la olla para cubrir casi por completo las alas de pavo, dejando cerca de 1/4 de pulgada de la parte superior expuesta. Cubre la olla con la tapa. Si no tienes una tapa, utiliza unas capas de aluminio. Coloca el plato en el horno.

Cocina a fuego lento las alas por 20 minutos y luego voltéalas. Cúbrelas y regresa la olla al horno.

Calienta a fuego lento las alas por otros 20 minutos y saca la olla del horno. Pasa las alas de pavo a un plato poco profundo o a una bandeja para hornear con borde, cubierta con papel pergamino. Coloca las alas con 1 pulgada de espacio entre sí.

Unta aceite sobre las alas. Coloca las alas de pavo en el horno sin cubrir.

Ásalas por cerca de 10 minutos, hasta que queden doradas y crujientes. Si quieres agregar un glaseado o una salsa, úntala sobre las alas y ásalas por 5 minutos más, hasta que queden caramelizadas.

Saca las alas del horno. Revisa si están listas al insertar un termómetro para carne en la parte más gruesa del ala o al cortar a través de la porción más gruesa y revisar que la carne esté firme y blanca sin ningún rastro rosa. Las alas de pavo deben tener una temperatura interna mínima de 165 grados Fahrenheit.

Consejo

Si lo deseas, marina las alas por 30 a 45 minutos antes de cocinarlas a fuego lento.