Acupuntura para tratar el mareo

Escrito por Christine Kukka
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El mareo es una sensación de inestabilidad que muchas veces va acompañado por náuseas y sentimiento de confusión y desorientación general. Normalmente se presenta al incorporarse o al caminar y puede incluir una sensación de pesadez en la cabeza, que impide concentrarse o pensar. Es un motivo de consulta frecuente, pero un gran número de los casos permanece sin explicación alguna debido a los numerosos motivos que pueden provocar este síntoma. La acupuntura es un recurso eficaz para tratarlo.

Causas del mareo

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Hay múltiples condiciones de salud que pueden provocar mareo. Lo común a todas ellas es que logran reducir el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Los factores que desencadenan este estado pueden ser una baja de presión arterial, levantarse demasiado rápido después de haber permanecido en reposo, problemas cardiacos o cardiovasculares y presencia de alguna enfermedad infecciosa como la gripe, entre otras. En los casos más graves puede existir una masa cerebral o un proceso canceroso.

La visión de la acupuntura

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Desde el punto de vista de la acupuntura el mareo se origina en uno de seis posibles síndromes. Dos son síndromes de deficiencia: la deficiencia de Qui y Xue (energía y sangre) y la deficiencia de esencia o Jing, que corresponde al riñón. Los otros cuatro síndromes son de exceso: elevación del Yang de hígado, viento de hígado, fuego de hígado y flema. En acupuntura, entonces, el mareo y el vértigo se asocian al mal funcionamiento de algún órgano interno.

Caracterización

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Si hay taquicardia, sueño ligero, cefaleas, enrojecimiento en la cara, lengua roja y pulso rápido, el problema se deriva del Yang del hígado. Si se presenta sensación de cabeza vacía, alteración general, palidez, amnesia y pulso débil, el mareo deviene de problemas en el riñón. Cuando hay astenia, vértigos y lengua pálida y sucia, depende del corazón y el bazo. En caso de que se presente anorexia, hipersomnia y lengua con capa amarilla, el mareo proviene de la flema.

Origen del problema

Creatas/Creatas/Getty Images

Según la acupuntura, cada una de estas deficiencias depende de algún factor desencadenante. Los problemas emocionales como ira, resentimiento, tristeza y frustración bloquean la circulación energética y se expresan como mal funcionamiento en el hígado. El exceso de trabajo o una desmedida actividad sexual afectan el Jing y con ello al riñón. Una dieta rica en lácteos y grasas, especialmente si los hábitos de comida son irregulares, desencadena problemas el bazo, alterando la generación de “Oi” y sangre.

Recomendaciones

Además de someterse a un tratamiento formal con un acupunturista profesional, se recomienda sobretodo regular la dieta. Es aconsejable evitar los alimentos fríos, comer despacio y a horas habituales. Consumir pocos alimentos grasos, pastas, pan y lácteos. También se sugiere hacer ejercicios de relajación y evitar los cambios bruscos de postura. Masticar jengibre confitado ayuda a disminuir el mareo cuando se presenta. Evitar las luces brillantes, la televisión o la lectura en el instante en que se experimente el síntoma.