Actividades de higiene para adolescentes

Escrito por Darren Bonaparte
Pixland/Pixland/Getty Images

Todos los días realizas algunas actividades básicas de higiene que has aprendido. Te lavas las manos y te cepillas los dientes. Te duchas y te afeitas. Todos estos regimientos de aseo e higiene te han sido inculcados porque te hacen limpio, sano y atractivo, pero no es algo que sabes intrínsecamente cómo realizar, sino que es algo que te han enseñado. Habla con tu hijo adolescente para enseñarle las actividades necesarias que lo harán lucir de la mejor manera posible.

Ducha

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Teens Health de Nemours sugiere darte un baño o ducha diaria. Cuando los adolescentes atraviesan por la pubertad las mismas glándulas de sebáceas que pueden causar acné comienzan a trabajar horas extras en el cuero cabelludo, creando un cabello graso. A veces, el brillo del aceite puede hacer que el cabello luzca grasiento, aceitoso y descuidado. Para deshacerte de la grasa en la cabeza, masajea un poco de champú en tu cabello hasta las raíces. No frotes de más, ya que esto puede irritar el cuero cabelludo y dañar el cabello. Considera comprar un champú específico para este tipo de cabello graso.

Sudor y olor

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Tu cuerpo ha tenido glándulas sudoríparas desde tu nacimiento. Sin ellas, estarías obligado a regular la temperatura de tu cuerpo, como los perros y jadear para respirar. Desafortunadamente, estas glándulas comienzan a secretar químicos que pueden causar malos olores. El uso de un desodorante o antitranspirante puede cubrir el olor corporal desagradable y evitar que las glándulas llenen tus axilas de sudor.

Ropa limpia

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

La ropa limpia es importante. Muy importante. La ropa no sólo puede guardar los olores, sino que se ve mejor recién lavada que arrugada en el cesto como si hubiera estado dentro de un contenedor de pelotas de tenis. Usa ropa interior y camisetas limpias todos los días. Usar la misma ropa interior puede hacer que las bacterias se acumulen tanto en tu ropa y en los lugares húmedos, como las axilas y los genitales, causando olores abominables que son fácilmente percibidos y poco deseados. La forma más fácil de combatir esto es lavando la ropa sucia después de su uso y duchándote a diario.

Higiene dental

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Una actividad sencilla para la higiene de un adolescente es simplemente el cepillado de los dientes. En lugar de sentarte en la cama, pulsar el despertador y debatir qué ponerte, dirígete directamente al baño. Cepilla tus dientes primero por la mañana. Usa una pequeña gota de pasta de dientes y cepíllalos, con el fin de llegar a los dientes y las encías. Usa hilo dental.