Cómo usar aceite de coco para los labios agrietados

Escrito por Kimbry Parker | Traducido por Alejandra Prego
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Cuando tu boca comienza a descamarse y los labios lucen un poco secos, es el momento de mejorar tu rutina de hidratación. Los labios quedan agrietados por varios motivos, desde el clima a lamerse los labios en exceso. Cualquiera que sea la causa, deja a un lado el bálsamo labial que compraste en la tienda y elige una forma natural de hidratar tu boca usando aceite de coco. Los minerales en este aceite dulce agregan mucha hidratación para curar la resquedad y dejar los labios suaves, tersos y besables.

Mezcla un exfoliante para los labios para quitar la piel reseca. Combina una cucharadita de sal de mar con una cucharadita de aceite de coco en un tazón. Aplica la mezcla sobre los labios agrietados y luego frota suavemente con las manos, con pequeños movimientos circulares. Enjuaga con un paño de aseo y seca los labios.

Reemplaza el bálsamo labial diario con aceite de coco. Aplica unas pocas gotas de aceite en los labios, varias veces al día, cuando los sientas secos.

Mezcla una cucharada de aceite de coco, una cucharada de aceite de oliva y ¾ de cucharadita de miel para hacer un bálsamo labial casero. Revuelve bien los ingredientes con una cuchara y almacénalos en un pequeño recipiente con tapa. Usa este bálsamo a lo largo del día para rehidratar los labios.

Consejo

Guarda el recipiente del bálsamo labial comprado en la tienda para almacenar tus versiones hechas en casa. Antes de acostarte, aplica aceite de coco sobre los labios, para reponerles la hidratación mientras duermes. Exfolia los labios con el exfoliante labial casero una vez por semana, o cuando sea necesario, cuando tienes los labios agrietados. Si los labios te quedan rojos o irritados, tal vez estés usando una cantidad excesiva, por lo que debes disminuir la frecuencia entre las aplicaciones.