¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

7 posturas de yoga en el embarazo

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 12, 2017

El embarazo es un momento increíblemente especial en la vida de una mujer. Crear una vida y llevar un alma dentro de su cuerpo durante nueve meses da un nuevo significado a la palabra Amor. Esto sin embargo, no hace olvidar lo incómodo que puede ser llevar un embarazo, por eso, una excelente opción es disfrutar del yoga en el embarazo para así beneficiarse de esta tradicional disciplina que permitirá encontrar el equilibrio física, mental y espiritual.

El embarazo y su cuerpo

Desde la piel pigmentada y dolores de espalda, a los calambres y los viajes constantes al baño, el crecimiento de una vida es toda una aventura en su cuerpo. ¿Mencioné las enfermedades, el cansancio, los dolores de cabeza del segundo trimestre y la montaña rusa emocional en la que estás?

Ya sabe, llorando de alegría un minuto y gritándolo a su marido al siguiente por algo sin importancia. Y si esos síntomas no son suficientes, muchas mujeres sufren acidez, reflujo, dolor del nervio ciático, piernas hinchadas e importantes fatigas.

Así que no hace falta decirlo, pero lo diré de todos modos, el embarazo es un tiempo para ser amable con usted misma, apreciar lo increíble que es, y estar presente en su cuerpo sin hacer ningún. Es el momento de alimentarse a sí misma y a su bebé, es el momento del equilibrio… y ¿Qué mejor manera de hacerlo que con el Yoga?

El yoga ayuda a crear espacio para el bebé, aliviar las mamas, mejorar la tensión en la parte superior de la espalda, reducir la ansiedad en torno al parto, disminuir la retención de líquidos y fortalecer las piernas para prepararse para choque físico que requiere el parto.

¿Qué no hacer mientras está embarazada?

  • El yoga caliente o Bikram,
  • Las flexiones Backbends,
  • Espinales inferiores o torceduras profundas,
  • Las posturas del vientre como la cobra, el arco, el bote, la junta, la liberar el viento, etc.,
  • Acostada boca arriba durante mucho tiempo,
  • Demasiada fuerza: Su cuerpo es tan inteligente, que está produciendo una hormona que suaviza los tejidos y ligamentos en el suelo pélvico (confía en que estarás agradecida por esto cuando llegue el día de dar a luz), Lo que aumenta su riesgo de tirar de un músculo si se estira más de lo habitual.
  • Retención de la respiración (kumbhaka)

¿Qué hacer durante el embarazo?

  • Obtener asesoría de su médico o partera
  • Estar siempre presente en su cuerpo y con su bebé
  • Sea gentil y amable consigo misma
  • Escuchar y ama su cuerpo

Pero eso no es todo, para incrementar sus posibilidades de éxito en este camino, aquí hay ocho posiciones del yoga en el embarazo para aliviar los dolores mientras espera que llegue el día. Esperamos que les gusten tanto como a nosotros. Por favor consulte a su médico o partera antes de comenzar o continuar su práctica de yoga, y si en cualquier momento se siente incomodidad, detenga esta práctica inmediatamente.

7 Posturas de Yoga en el Embarazo totalmente seguras

1- La postura del ángulo atado reclinado (Supta Baddha Konasana)

Esta postura aumenta la circulación sanguínea en el abdomen inferior, estira la ingle y aumenta la rotación externa en las caderas. También es una forma de calmar y relajar la mente ansiosa.

Asegúrese de modificar esta postura para el embarazo colocando una almohada o dos debajo de la espalda y la cabeza para crear una inclinación (para no estar completamente plana en la espalda), y un bloque entre los pies para ampliar la pelvis.

2- La postura del niño (Balasana)

Balasana o "la postura del niño" puede luchar contra las náuseas, aliviar la ansiedad y tranquilizar la mente. Esta posición es perfecta para practicar el yoga en el embarazo pero es mucho mejor si la modifica colocando una almohada debajo del torso para un mejor el apoyo.

3- La postura de gato y la vaca (Marjaryasana-Bitilasana)

A medida que el bebé crece, más presión se pondrá sobre su columna vertebral, por lo que moverse aliviará esa presión en las manos y las rodillas. La posición de mesa también anima al bebé a la posición adecuada para el parto y puede proporcionar alivio durante las contracciones en el parto.

4- La postura de guirnalda o en cuclillas (Malasana)

Colocarse en sentadilla como esta postura realmente abre las caderas y la pelvis, que es algo ideal para la práctica prenatal. También es conocida por estimular la digestión y logra un gran estiramiento a través de las piernas y la espalda. Modifíquela para el embarazo apoyándose en una pared o sobre mantas. Sólo es adecuado hasta alrededor de 30 semanas.

5- La postura de la diosa (Utkata Konasana)

Esta es una postura sorprendente para el parto. Se abre las caderas y la ingle, y crea espacio en la pelvis. También fortalece y tonifica los muchos músculos de las piernas. Puede fortalecer la parte baja del cuerpo, lo que le permitirá un mayor equilibrio y control a la hora del nacimiento del bebe. Igualmente estimula una mejor concentración y aumenta su confianza.

Además, con un nombre como la Diosa, ¿Cómo no podemos incluirlo en una práctica prenatal?

6- La postura del triángulo (Trikonasana)

Practicar la postura Trikonasana es increíblemente útil para aliviar el dolor de espalda y la creación de longitud a través del cuerpo lateral. También es conocido por su capacidad para reducir la rigidez en el cuello, tonificar el suelo pélvico y aliviar la indigestión. Tome una postura más corta de lo habitual y doble un poco las rodillas.

7- La postura del ángulo lateral extendido (Utthita Parsvakonasana)

Este es otro estiramiento lateral encantador para crear espacio para el bebé. El ángulo lateral extendido es también una maravillosa preparación para el parto, ya que fortalece a los músculos y aumenta la resistencia.

Modifique su expresión típica apoyando su codo delantero en su rodilla delantera en vez de llegar hasta el piso. Esto ayudará a estabilizar su cuerpo mientras que la barriga crece y tira de su centro de gravedad.

Siempre recuerde que el yoga en el embarazo permite a la mujer cuidar y consentir a su cuerpo, mente, espíritu y protegerse para recibir de forma relajada al bebé que está a punto de llegar... ¡Así que practícalo!