20 frases que te llevarán a tomar un riesgo

Escrito por Celina Abud
Getty Images

Personajes famosos, célebres o dignos de imitar saltaron a la fama por su tarea principal, como gobernar, actuar o escribir. Pero muchos también son recordados por sus palabras, que suelen ser inspiradoras e invitan a dar el salto y tomar riesgos en pos de conseguir objetivos, ya sean laborales o espirituales. Aquí, un listado de las frases más difundidas, incluso entre distintas generaciones.

“El destino mezcla las cartas, y nosotros las jugamos”, Arthur Schopenhauer

Visage/Stockbyte/Getty Images

La frase del filósofo, quien fue el máximo representante del idealismo alemán, denota la participación activa en la construcción del propio camino. Equiparar a lo "escrito" como azaroso y al pensamiento y las acciones como estrategia podrían llevar a tomar un riesgo, más allá del resultado.

Getty Images

Antes de revolucionar la animación, el creador de Mickey Mouse y otros entrañables personajes fue un soñador. Hijo de granjeros, circuló por varios trabajos antes de llegar a ser célebre como, por ejemplo, repartidor de periódicos. Fue un estudiante disperso, pero en los momentos en que no lograba concentrarse hacía garabatos, tal vez los antecedentes de los populares animales de sus dibujos animados.

Getty Images

Considerado el físico más grande de todos los tiempos, este alemán de origen judío postuló la teoría de la relatividad en 1905, cuando aún era un desconocido. Diez años después la reformuló y cambió por completo el concepto de gravedad. Nuevas investigaciones publicadas en 1919 llevaron a que la prensa lo idolatrara y lo convirtiera en un icono popular de la ciencia. Pero para llegar a este punto, tuvo que desafiar grandes líneas de pensamiento, conducta que pudo haber llegado a inspirar su célebre frase.

"Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo", Mahatma Ghandi

Getty Images

El autor de esta frase fue la cabeza del movimiento de independencia indio y los métodos que propuso se basaban en la no violencia activa, entre ellos, la huelga de hambre. En su cotidianeidad vivió una vida austera y simple, además de ser vegetariano pero, por su liderazgo pacífico se convirtió en un héroe nacional. Falleció a los 78 años, asesinado por un radical hindú en teoría vinculado con grupos ultraderechistas.

Visage/Stockbyte/Getty Images

El líder de The Beatles fue un ejemplo si de tomar un riesgo se habla. Abandonó a la banda más grande de todos los tiempos y se jugó por proyectos más conceptuales de la mano de su mujer, la artista plástica Yoko Ono. Con distintos estilos, supo revolucionar la música y cantarle a la paz. Fue asesinado a los 40 años por Mark Chapman, en el Central Park de Nueva York.

Getty Images

Este peleador sueco de artes marciales mixtas sí que sabe de autosuperación y de sortear dificultades. Comenzó a entrenar boxeo a los 10 años y hoy, a sus 26, ocupa el segundo puesto a nivel mundial en la categoría peso semi pesado de la Ultimate Fighting Championship. Su frase, inspiradora, incita a arriesgarse para alcanzar logros.

Getty Images

Al creador de la compañía Apple también se lo recuerda como un soñador, por su capacidad de arriesgarse y sus ganas de gritarlo al mundo. Esta célebre frase se completa con las siguientes palabras: “No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dice tu corazón y tu intuición".

Getty Images

El líder espiritual tibetano es mundialmente conocido por haber ganado en 1989 el Premio Nobel de la Paz, por lo que muchas películas de Hollywood se centraron en recrear su vida. Pero también saltaron a la fama sus excelentes frases. Esta, en particular, lleva a la acción y se completa con las siguientes palabras: “Hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y, principalmente, vivir”.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Fundador de la fábrica Ford Motor Company y considerado el padre de las cadenas de producción modernas, Henry Ford fue un pionero en materia de tomar riesgos. Se convirtió en uno de los hombres más ricos de Estados Unidos a pesar de tener una educación pobre. Su visión global y su capacidad de mantenerse focalizado lo llevó a alcanzar el éxito.

Getty Images

Este célebre chileno es considerado “el más grande poeta del Siglo XX en cualquier idioma”, además de ser uno de los mejores y más influyentes artistas de sus tiempos. Es porque además de haber ganado el Premio Nobel de Literatura en 1971, fue también activista político. Su frase evidencia la valentía a la hora de encarar nuevos desafíos.

Getty Images

Arriesgarse es también no dar nada por sentado, según el recordado Rey del Pop. Tomar riesgos implica persistir y prepararse para el triunfo, según este astro, recordado por éxitos como “Beat it” y “Bad”. Es que a lo largo de su vida, se preparó para cantar, bailar y también actuar.

“La vida es una obra de teatro que no permite ensayos”, Charles Chaplin

Getty Images

El actor cómico británico, icono del cine mudo, siempre fue audaz si de arriesgarse se trata. A lo largo de su vida recibió múltiples reconocimientos. Además de por sus películas, es recordado por su inteligencia, sus canciones y sus frases. Esta se completa con las siguientes palabras: “Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida... antes de que el telón baje y la obra termine sin aplausos”.

Getty Images

La frase resulta realmente convincente si se tiene en cuenta que la dijo uno de los más celebres presidentes de los Estados Unidos quien, además, contra viento y marea, fue capaz de conseguir que se aboliera la esclavitud. Su determinación llevó a que lo imposible se convirtiera en un hecho.

“Considera las contrariedades como un ejercicio”, Séneca

Getty Images

Este escritor y filósofo romano de la antigüedad, cuyo nombre completo fue Lucio Anneo Séneca, es conocido por sus textos de carácter moralista, tanto que se considera el mayor líder del estoicismo romano en una época en la que primaba el desenfreno. Sus frases, también, pueden considerarse motivadoras.

Getty Images

Nadie duda de la originalidad y el empuje del protagonista de "Terminator". Tras sus inicios como fisicoculturista, se convirtió en actor. Del género acción pasó al de comedia. A pesar de ser de origen austríaco, se convirtió en el Gobernador de California, EEUU, por el Partido Republicano. Todo lo realizó con el mismo esfuerzo y la misma competitividad que en sus épocas de deportista.

Getty Images

Nacido bajo el nombre de Cassius Clay, este ex boxeador sí que sabe de logros, ya que fue el único tricampeón mundial en la categoría de pesos pesados. Su frase denota que para vencer, es necesario arriesgarse. Estas palabras son coherentes con su original forma de pelear, ya que es conocido por adoptar un estilo de lucha no tradicional.

“No importa cuánto se viva sino cómo se vive”, Martin Luther King

Getty Images

Hacer el bien fue el principal objetivo de este pastor norteamericano, que fue asesinado en 1968, a sus 39 años. Desarrolló una importante labor en el Movimiento por los Derechos Civiles y se manifestó en contra de la Guerra de Vietnam y la pobreza. Su frase es coherente con sus acciones, que lo llevaron a ganar el Premio Nobel de la Paz.

Getty Images

La frase de este inventor y científico estadounidense, es coherente con su espíritu inquieto y su afán por descubrir fenómenos novedosos. Se completa con las siguientes palabras: “Los experimentos fallidos forman parte del proceso en igual medida que el experimento que funciona bien”.

Getty Images

La frase del reconocido pensador chino de la antigüedad invita a tomar riesgos. A los 50 años este hombre, que dio origen al confucionismo, se popularizó como sabio y viajaba solo para transmitir sus enseñanzas, que son recordadas hasta el día de hoy.

Getty Images

Este político y estadista británico, conocido por su liderazgo del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, fue también un reconocido orador. Hasta ahora fue el único Primer Ministro ganador de un Premio Nobel de Literatura. Hizo famosa durante un discurso la expresión “Sangre, sudor y lágrimas”, por lo que sin duda poseía un manejo envidiable de la palabra.