15 tips para hacerte vegetariano

Escrito por Larisa Root
EpicStockMedia/iStock/Getty Images

Hay una extensa lista de razones para comenzar a llevar una dieta vegetariana y cambiar el estilo de vida por uno más saludable y liviano. Ya sea por tu filosofía o por tu salud, el cambio de hábitos alimenticios necesita ser llevado con cuidado, planificación y respeto a tu cuerpo. Como toda transición, tomará su tiempo y es menester que estés informado y despejes todas tus dudas. Aquí encontrarás información y consejos útiles para una dieta vegetariana equilibrada.

Comienza a investigar

Andreas Rodriguez/iStock/Getty Images

Explora, utiliza Internet para recopilar información, busca libros. Son muchos y diferentes los motivos por los cuales se decide comenzar a tener una alimentación vegetariana. Sea cual sea el que te impulsa, ahonda en él, descubre más. Entérate de los beneficios de una dieta vegetariana, desmitifica creencias sobre el vegetarianismo, aprende qué necesita tu cuerpo para estar saludable. ¡Investiga y encuentra tus respuestas!

Relacionado: Los 10 mejores cereales para el desayuno

Conoce las opciones

Jag_cz/iStock/Getty Images

Hay muchas variables dentro del vegetarianismo que permiten que incluyas alimentos necesarios para ti. Es muy importante que lo sepas y elijas una que se adecue a tu organismo, tu edad y tu salud. Semi-vegetarianos o flexitarians son quienes, por lo general, evitan comer productos de origen animal, pero cuando lo necesitan consumen carne o pescado. Pesci-vegetarianos son quienes comen pescado, huevos y lácteos, mas no carnes o aves. Una dieta ovo-lacto vegetariana es la más común, se evitan las carnes de todo tipo y se consumen huevos (ovo), leche (lacto) y sus derivados. Las variantes son ovo-vegetariano y lacto-vegetariano. También existen las dietas veganas evitan todo producto de origen animal, leche, huevos, miel, quesos y carnes.

Piensa por ti mismo y comparte

oksix/iStock/Getty Images

Habla con vegetarianos que puedan darte consejos y contar su propia experiencia. Habla también con no vegetarianos. Compara estilos de vida. Elige por ti mismo con total libertad. Escucha a tu cuerpo. ¿Qué necesita? ¿Cuáles alimentos le dan más energía, más vitalidad? ¿Cuáles alimentos te sientan pesados y difíciles de digerir? Es importante que la decisión que tomes sea consciente y beneficie todo tu organismo. Haz contacto con tu cuerpo y observa qué dice.

Revisión médica

dolgachov/iStock/Getty Images

Otro punto importante antes de comenzar una dieta vegetariana de manera seria es que realices una revisión médica. El consejo de un profesional de la salud puede ayudarte a la hora de elegir entre las distintas opciones dietarias y te ayudará a tener consciencia de cómo está tu organismo y principalmente qué necesita, qué lo beneficia y qué no.

Relacionado: Los mejores 21 alimentos para la construcción de músculos en los vegetarianos

Recopila recetas y cocina tu mismo

VeselovaElena/iStock/Getty Images

Recopila recetas y sorpréndete con nuevas elaboraciones y nuevos sabores. Toma algún curso de cocina vegetariana o consigue revistas y libros. El gran tip a la hora de preparar comidas vegetarianas es la creatividad. Las combinaciones de sabores son ilimitadas. Es un mundo nuevo, diviértete mientras lo descubres. Y a la hora de comer, hazlo lentamente, saborea bien, comparte tus comidas. ¡Sé como un niño!

Relacionado: 15 platos que puedes comer siendo vegano

Experimenta y explora

Oko_SwanOmurphy/iStock/Getty Images

Al cambiar tu dieta estarás cambiando tu estilo de vida. Lánzate a la aventura de explorar más dietas como la crudívora o macrobiótica. Prueba en restaurantes vegetarianos algún plato. Explora más intereses relacionados con tu nuevo estilo de vida, formas de colaborar con los animales, el medio ambiente, nuevas formas de hacer ejercicio. Hay un mundo por descubrir.

Relacionado: 20 comidas veganas deliciosas

Escúchate

lofilolo/iStock/Getty Images

Vuelve siempre a escuchar a tu cuerpo, intenta estar atento y sensible a sus necesidades. Tu cuerpo sabe qué necesita y no engaña. Come cuando tengas hambre, duerme cuando necesites descansar. Respeta tu cuerpo. Al poco tiempo de llevar una dieta vegetariana te darás cuenta que desaparece la sensación de pesadez. La alimentación vegetariana revitaliza el cuerpo y lo llena de energía.

Incluye proteínas

bhofack2/iStock/Getty Images

Es importante incluir proteínas de buena calidad a tu dieta. La soja y sus derivados, como el tempeh, tofu y leche, contienen minerales y vitaminas necesarios en una dieta vegetariana. Incluye legumbres, granos integrales, hortalizas y frutos secos. Si decides consumir huevos, estos te aportarán proteínas de alta calidad.

Relacionado: 20 recetas deliciosas en base a polvo de proteínas (que no son batidos)

Amplía tu dieta

marilyna/iStock/Getty Images

Son muchos los alimentos necesarios y lo ideal es que la dieta que elijas no sea restrictiva ya que es riesgoso caer en deficiencias nutricionales. Por eso es importante que planifiques tu dieta contemplando frutas, semillas, cereales, granos integrales, legumbres y frutos secos. También puedes elegir algún complemento nutricional natural como la espirulina o la maca.

Relacionado: 10 especias que debes tener en tu cocina

Consume calcio

Ingram Publishing/Ingram Publishing/Getty Images

Puedes obtener calcio de muchos alimentos sin necesidad de recurrir a los de origen animal. Las verduras verdes, particularmente los grelos y el brócoli, las legumbres, las almendras y otros frutos secos, el tofu y las semillas contienen buenas cantidades de calcio.

Consume alimentos con Zinc

AlekZotoff/iStock/Getty Images

Deberás prestar atención a este mineral, ya que se obtiene principalmente de las carnes y el Zinc de los vegetales no se absorbe de igual manera. Si decides consumir crustáceos y moluscos, los langostinos, las ostras y los cangrejos son fuente de Zinc. También deberás consumir granos integrales, legumbres, como las pintas y judías, y frutos secos.

Presta atención al hierro

bhofack2/iStock/Getty Images

La clave para la correcta absorción del hierro es consumir en la misma comida alimentos que contengan vitamina C, como por ejemplo los cítricos, apio, perejil, etc., ya que este mineral es de difícil asimilación. Lo encontrarás en las hortalizas color verde oscuro, las legumbres y cereales integrales en gran proporción.

Relacionado: 20 alimentos para no envejecer

Consume vitamina D

fatchoi/iStock/Getty Images

Para fijar el calcio en los huesos es necesario consumir vitamina D, presente en los huevos y la leche. ¿Sabes cómo se sintetiza? A través de la luz del sol. Asegúrate de pasar un rato al sol cada día y en el caso de necesitar un suplemento dietario con vitamina D, consulta a tu médico, ya que tales suplementos deben estar supervisados por un experto.

Relacionado: Diez alimentos para mejorar tu pelo

Consume vitamina B12

eskymaks/iStock/Getty Images

Esta vitamina la encontrarás principalmente en las algas nori y las clorella. Tales alimentos deben consumirse con moderación ya que contienen yodo. Puedes encontrarla en menor proporción en las fermentaciones de soja. La vitamina B12 es necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y de la visión. Puedes consultar con tu médico sobre algún suplemento dietario acorde a tus necesidades.

Relacionado: Los mejores 20 alimentos que aumentan la musculatura

Consume alimentos con Omega 3

YelenaYemchuk/iStock/Getty Images

El Omega 3 está contenido en los ácidos grasos poliinsaturados y una de sus fuentes es el pescado azul. Es esencial para el buen funcionamiento del corazón. También puedes obtenerlo a través de los granos de soja, las semillas de lino y los frutos secos como las almendras y las nueces.

Relacionado: 10 Beneficios del Omega 3