15 cosas que debes hacer a los 20 para una mejor vida a los 50

Escrito por Germán Lapiz
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

A los veinte nos sentimos fuertes, sanos e indestructibles. Muchos de los consejos que recibimos de parte de médicos o adultos con experiencia suelen entrar por un oído y salir por el otro. Tienes que entender que las decisiones que tomes en esta etapa de tu vida tendrán una importante incidencia después de los 50 años. En el siguiente artículo encontrarás algunas recomendaciones para adoptar hábitos saludables y tener una mejor calidad de vida en tu etapa de adulto.

Dejar de Fumar

AndreyPopov/iStock/Getty Images

Según la Asociación Americana del Pulmón, el cigarrillo es la principal causa de muertes y enfermedades evitables. Además de que es costoso, mancha los dientes y deja un desagradable olor está comprobado que tarde o temprano te causará problemas de salud. Si ya has intentado dejarlo antes y los métodos que utilizaste no surgieron efecto lo mejor será que busques ayuda profesional y trabajes para lograr abandonar este nocivo vicio. Tu cuerpo te estará eternamente agradecido.

Usar protector solar

Purestock/Purestock/Getty Images

Proteger tu piel de los rayos ultravioletas será fundamental para que más adelante no aparezcan manchas imborrables en tu cuerpo, arrugas o envejecimiento prematuro. Además, reducirás considerablemente el riesgo de contraer cáncer de piel. La Biblioteca Nacional de Medicina norteamericana recomienda “utilizar bloqueador solar de al menos 30 SPF (Factor de Protección Solar) y limitar el tiempo de exposición entre las 10 a.m. y las 2 p.m”. También es recomendable realizarse exámenes médicos con un dermatólogo para detectar cambios en los lunares o lesiones y tratar cualquier problema con tiempo.

Hacer ejercicio

John Howard/Photodisc/Getty Images

La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer ejercicio cinco días a la semana y por al menos 30 minutos. Esta rutina te ayudará a reducir los riesgos de contraer enfermedades cardíacas o diabetes, disminuir la presión arterial, evitar la obesidad y aliviar la carga de estrés. Además mejorarás tus articulaciones, ligamentos y tendones, tendrás más energía y resistencia y lograrás dormir mejor. Para empezar puedes ejercitarte dos o tres días a la semana por al menos 20 minutos. Una vez que te sientas cómodo aumenta los días y tiempos de entrenamiento.

No excederse con el café

Jochen Sand/Digital Vision/Getty Images

Existen numerosos estudios sobre los riesgos que genera el exceso en el consumo de café. Una investigación de la Arnold School of public Health indica que tomar cuatro tazas por día aumenta la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares en un 21%. Otros especialistas aseguran que la cafeína también puede liberar una hormona prácticamente igual a la adrenalina y producir mayor presión arterial. Si eres amante de esta infusión intenta no superar la dosis diaria recomendada por los médicos.

Economizarse

amanaimagesRF/amana images/Getty Images

Si comienzas a emplear métodos para organizar tu economía y además adoptas la costumbre de ahorrar un poco de dinero por mes lograrás generar hábitos saludables para tu bolsillo y futuro. Gastar menos de lo que produces, tener un seguimiento de tu contabilidad y eliminar los consumos prescindibles son tres pasos fundamentales. Además, tener reservas y un registro de los ingresos y egresos te servirá para afrontar situaciones inesperadas y no tener que salir a buscar ayuda de otra persona.

Relajarse

Dave & Les Jacobs/Blend Images/Getty Images

Los 20 traen muchos cambios y responsabilidades. El primer trabajo serio, mudarse solo, nuevas cuentas que pagar y una larga lista de novedades. El estrés y los nervios comienzan a hacerse más frecuentes a raíz de esas situaciones y una buena manera de combatirlos es la relajación o meditación. Al principio puedes dedicar un día a la semana para sentarte en un lugar tranquilo, sentir el aire y los sonidos de la naturaleza e intentar mantener la mente sin pensamientos. A medida que te vayas familiarizando con la técnica puedes aumentar el tiempo y frecuencia de tus meditaciones.

Ir al dentista

XiXinXing/XiXinXing/Getty Images

Mantener tu boca sana hará que te ahorres mucho dolor y dinero en el futuro. Además de cepillar tus dientes por lo menos dos veces al día es recomendable visitar a tu odontólogo de cabecera una vez cada tres meses para controlar que no se produzcan caries u otros problemas. Los implantes y arreglos bucales cuestan mucho dinero, te sacan mucho tiempo y son incómodos.

Viajar

Eileen Bach/Digital Vision/Getty Images

Aprender a vivir de manera independiente en un país diferente al tuyo te proporcionará conocimientos y recursos invaluables. A los veinte ya tienes la madurez necesaria para salir a recorrer el mundo y empaparte con conocimientos de otras culturas. Una investigación de la Universidad de Indiana señala que viajar incrementa la creatividad y capacidad de resolver situaciones problemáticas. Además, la interacción en nuevos escenarios te permite valorar un poco más lo que has conseguido a través de los años.

Dormir bien

View Stock/View Stock/Getty Images

Dormir bien es fundamental para recuperar la energía gastada y afrontar el nuevo día en mejores condiciones. Si no descansas lo suficiente la salud mental y física se deterioran. Según el especialista en medicina del sueño --Dr. Eduard Estivill-- “la falta de sueño puede interferir en nuestro ritmo diario, nuestras relaciones, productividad y humor”. Para conseguir un mejor reposo Estivill recomienda cenar liviano, desconectar el teléfono, realizar actividades relajantes antes de acostarse (como escuchar música o leer) y tratar de ir a la cama siempre a la misma hora.

Beber poco alcohol

Rayes/Digital Vision/Getty Images

La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) recomienda no beber más de un trago al día. Si vas a salir con tus amigos y quieres tomarte una copa la mejor opción son las bebidas hechas con jugos naturales. Aunque los especialistas aconsejan beber un vaso de vino por sus cualidades antioxidantes (está médicamente comprobado que aportan hierro, magnesio y potasio al organismo). Otra alternativa es elegir cervezas suaves sin demasiado porcentaje de alcohol. Siempre debes recordar que el alcohol genera toxinas en el cuerpo y que solo podemos procesar pequeñas cantidades.

Evitar las comparaciones

James Woodson/Digital Vision/Getty Images

Carreras universitarias, relaciones amorosas, trabajo, mudanzas y una larga lista de cambios suceden a partir de los veinte. Constantemente vemos fragmentos de la vida de las personas de nuestra misma edad a través de las redes sociales y es muy fácil caer en comparaciones. Esta situación genera un estrés psicológico completamente innecesario y también perjudica tu autoestima. Recuerda que la vida no es una competencia y que cada uno elige caminos diferentes para llegar a la meta que se propone. Lo mejor que puedes desarrollarte siguiendo tus propios deseos y evitar compararte con los demás.

Cuidar los huesos

i love images/Cultura/Getty Images

A los veinte nuestros huesos todavía continúan desarrollándose. Este proceso comienza a desacelerarse drásticamente a partir de los treinta y el riesgo de los problemas como la osteoporosis aumenta. Para evitar esa patología la Sociedad Americana de Nutrición Clínica recomienda ingerir unos 1000 mg. de calcio por día (lo que equivale a cuatro tazas de leche o tres tazas de yogurt). Otra vitamina que aporta grandes beneficios para los huesos es la Omega 3. “La podemos encontrar en el pescado fresco y en la chía, pero para que sea efectivo en esta última presentación no debe oxidarse, tiene que estar estabilizado", recomienda el Doctor Milton Dan.

Hacerse chequeos médicos

Comstock/Stockbyte/Getty Images

Conocer nuestra historia clínica y la de nuestros familiares resulta fundamental para prevenir posibles enfermedades a tiempo. Además, los chequeos de rutina y exámenes especializados son de vital importancia. Cuidar y controlar el correcto funcionamiento del organismo es uno de los pasos obligatorios para conseguir un futuro saludable. Los especialistas recomiendan realizarse análisis clínicos cada dos años a partir de los veinte.

Comer sano

Trinette Reed/Blend Images/Getty Images

La alimentación saludable combinada con el ejercicio y el descanso nos ayuda a bajar los niveles de colesterol, mantener el peso adecuado y mejorar el rendimiento de todo nuestro organismo. El USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) recomienda una dieta diaria que incluya granos, frutas, verduras, carnes y lácteos. Para reducir el riesgo de contraer enfermedades cardíacas intenta comer la menor cantidad de comida chatarra que puedas.

Perseguir los sueños

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

En esta etapa de tu vida debes hacer todo lo posible por acercarte a tus sueños. Si deseas formar una familia, mudarte a la playa, trabajar al aire libre, cambiarte a otra carrera universitaria o formar una banda de música el momento es ahora. Siempre es más sencillo posponer esos planes y decir “más adelante lo haré”. Ten en cuenta que el tiempo se acelera drásticamente a partir de los veinte y esto no cambia en el transcurso de tus próximos años. Si hay un momento ideal para llevar a cabo tus sueños es ahora.