10 razones por las que el tampón es el aliado de toda chica deportista

Escrito por Ana P. Ferrari
Getty

Seguramente alguna vez te has preguntado si puedes realizar actividad física cuando aún continúas menstruando o si esto te traería más dolor. A diferencia de lo que la mayoría cree, el tampón es un gran aliado si eres una chica que le gusta hacer deportes.

¡No dejes que nada se interponga entre tú y lo que te gusta hacer!

Getty

Durante muchas décadas los científicos se preguntaron si el entrenamiento físico en las mujeres podía seguir o no cuando están en su período, hasta que las mismas mujeres deportistas fueron las que encontraron esa respuesta. Ninguna mujer deportista quiere dejar de hacer su rutina por estar menstruando, es por esto que cada una encuentra la manera de seguir realizando los ejercicios adaptándolos a su comodidad, por ejemplo disminuyendo el ejercicio cuando se siente mucho dolor y utilizando tampones.

Son más aptos que las toallas femeninas

o.b

Los protectores/toallas femeninas son menos aconsejables a la hora de realizar actividad física ya que se corre mayor riesgo de que se muevan y nos manchemos, y es más incómodo porque con cada movimiento tiene un leve desplazamiento que no nos hace sentir cómodas ni seguras. La contracción abdominal libera mayor secreción en los días de mayor flujo y esto comprometerá aún más la eficacia de tu toalla femenina. En cambio, los tampones pueden usarse con mayor seguridad y comodidad porque no se sienten y eso nos permite estar más tranquilas; nada se correrá ni nos manchará.

El deporte ayuda a disminuir los dolores menstruales

Mike Kemp/Blend Images/Getty Images

En caso de dolores menstruales muy fuertes debe considerarse no hacer deporte hasta sentirse mejor. Pero en casos de dolor normal o más bajo es aconsejable realizar ejercicio ya que el movimiento deportivo puede disminuir el dolor menstrual. Esto se debe a que, al realizar actividad física, el cerebro automáticamente secreta una hormona llamada endorfina que es la responsable de sentir placer y ayuda a aliviar ciertos dolores. Así que ve ya mismo a hacer ejercicio, cuidar de tu salud y ánimo que puedes usar tampones o.b.® ¡todos los días de tu periodo!

Nada todo lo que quieras

David De Lossy/Digital Vision/Getty Images

La natación fue un tema tabú para las mujeres hasta la aparición de los tampones. Los tampones tienen una protección intravaginal que nos genera seguridad y flexibilidad tanto dentro como fuera del agua. Lo importante es retirar el tampón al salir del agua ya que al sumergirse suele hincharse más rápidamente.

¡Ponte lo que quieras!

Mike Harrington/Taxi/Getty Images

Si hay algo importante a la hora de hacer actividad física es sentirte cómoda. Es importante que tu protección no interfiera con tu rutina y puedas olvidarte de que estás menstruando. Al hacer deporte, generalmente se utiliza vestimenta holgada o flexible y suelen ser telas frescas y de poco peso, entonces lo que seguramente no querrás es que si usas calzas se note que tienes puesta una toalla femenina, por lo tanto al usar tampones, sea cual fuese la vestimenta que decidas ponerte, nada hará que se note.

Muévete con libertad

Kane Skennar/Digital Vision/Getty Images

Gracias a la protección intravaginal que brindan los tampones, tu libertad de movimiento y flexibilidad estará como la de cualquier otro día fuera de tu período, esto te permitirá un rendimiento normal durante tu rutina deportiva. No tendrás que preocuparte por subir las escaleras, hacer sentadillas, andar en bicicleta, correr o simplemente nadar, estarás tan cómoda como siempre.

Seguridad

Don Mason/Blend Images/Getty Images

Para sentirte cómoda, debes primero sentirte segura y estar convencida de que no necesitarás detenerte para cambiarte en ningún momento. En caso de estar en uno de esos días que tienes gran cantidad de flujo y no te sientes totalmente segura, puedes usar también un protector/toalla femenina como soporte a la absorción del tampón. Te recomiendo que analices qué tamaño de tampón debes usar de acuerdo a la cantidad de absorción que necesites, los tampones o.b® tienen tres tamaños (mini, medio y super) revisa cuál va mejor contigo.

Sencillo y rápido

mocker_bat/iStock/Getty Images

Colocarte un tampón puede tomar sólo un instante y ya estarás lista para realizar tus actividades. Los tampones o.b® ProComfortTM se deslizan 2 veces más fácil que los tampones convencionales gracias a que poseen una cubierta tipo seda haciendo que la inserción sea mucho más cómoda. Al quedar oculto allí no tendrás que demorarte en los vestuarios tratando de disimularlo entre tus ropas. Podrás utilizar calzas y hasta trajes de baño sin tener que preocuparte por nada.

Higiene

Kohanec Leonora/iStock/Getty Images

Es muy importante mantenerte lo más higiénica que puedas durante tu período, para no tener ninguna infección ni enfermedad. Para esto es vital que te coloques un tampón nuevo antes de hacer cualquier deporte, y que lo retires al terminarlo, ya que es probable que la secreción sea mayor en ese momento. Recuerda no superar las horas recomendadas para tener un tampón puesto dentro de ti. El tampón debe cambiarse de 3 a 6 horas en caso de gran cantidad de flujo, y de 6 a 8 horas en caso de pequeña cantidad de flujo, pero nunca más de eso. ¡Antes de colocarlo, no olvides liberar el hilo que te permitirá retirar el tampón una vez utilizado!

¡Podrás olvidarte que estás en tu periodo!

FogStock/Marie Stone/FogStock/Getty Images

Por más que nos encante ser mujeres y todo lo que viene con ello, tener tu periodo no es precisamente algo que esperemos cada mes con emoción (¡Excepto por que tenemos excusa para comer chocolate!). Cuando usas un tampón sólo tendrás que concentrarte en ti y en tu próximo reto deportivo.

Referencias