10 acciones para mejorar la comunicación con los demás

Escrito por Susan Abe
La comunicación puede verse comprometida por señales mixtas.
Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

La comunicación puede ser verbal o no verbal. Las acciones de comunicación varían y pueden suponer el envío de señales obvias, además de otras sutiles. Estas acciones por lo general no son difíciles de practicar, y a menudo las utilizas inconscientemente a diario. La comunicación efectiva puede llegar a ser más difícil cuando una situación es nueva o está cargada emocionalmente. Esta lista de 10 acciones pueden ayudarte a ser un comunicador más eficaz.

Programa el tiempo

Una
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Si bien no siempre es posible, o incluso apropiado, para cada episodio, los temas cargados emocionalmente pueden exigir un espacio separado y un bloque de tiempo ininterrumpido. Esta "cita" puede ayudar a que la comunicación eficaz inicie y fomentar un sentido de propósito relajado.

Haz contacto visual

El contacto visual te permite
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

El contacto visual, especialmente en las culturas occidentales, comunica tu interés en continuar la comunicación. Muestra interés en lo que la otra persona está diciendo, proyecta honestidad en el mensaje que transmites y ayuda a regular el flujo de la conversación.

Sonrisa y expresión plena

Si su expresión facial no te dice nada, que tenga los brazos cruzados por lo menos dice que no está interesada en escuchar lo que dices.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Sonríe al comienzo de una reunión, en su caso, o por lo menos mantén una expresión neutral y abierta. Evita el ceño fruncido, hacer una mueca o una mueca de dolor cuando otra persona hable.

Relaja tu postura

La comunicación positiva tiene partes que subconscientemente
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La rigidez en tu cuerpo indica que tu punto de vista también es rígido e impermeable a la persuasión. Inclínate hacia tu público para indicar, por tu postura, que estás abierto y receptivo.

Gesticula apropiadamente

Esta acción no facilita la comunicación.
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

No poder gesticular durante la conversación deja la impresión pública de que eres rígido e inflexible y que tus intentos de comunicación son quizás en vano. Los gestos apropiados, como asentir con la cabeza o abrir las palmas demuestran que estás escuchando activamente y eres receptivo a su mensaje.

Escucha activamente

Demuestra que estás escuchando activamente con una expresión abierta y acogedora.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Concéntrate en el mensaje de otra persona, no en tu respuesta planificada. Demuestra que estás escuchando activamente con una cara abierta y gestos apropiados. Cuando llegue el momento para que puedas hablar, comienza con una pregunta de resumen para confirmar que has estado escuchando el mensaje.

Cálmate

No hables demasiado rápido, aunque esta sea una reacción común al hablar en una situación estresante.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Habla a una velocidad normal. A menudo te aceleras cuando estás nervioso. Esto suele ser percibido por una audiencia. La comunicación tampoco se ve reforzada cuando la otra parte piensa que no estás seguro de ti mismo y va a empezar a preguntarse por qué. Por el contrario, no hables demasiado lento para que tu mensaje suene condescendiente.

Controla tu volumen

Vigila el volumen de tu voz.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Vigila el volumen de tu voz. A menudo inconscientemente aumentas el volumen de tu voz durante el estrés emocional o la bajas y gruñes las respuestas cuando estás enojado.

Piensa antes de hablar

Piensa antes de hablar.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Considera las respuestas antes de decirlas. Esto es diferente a la "escucha activa" porque se refiere a los comentarios que puedes desear dejar escapar para contradecir o corregir lo que la otra persona está diciendo.

Envía un mensaje unificado

Evita los mensajes contradictorios.
Thomas Northcut/Stockbyte/Getty Images

No envíes mensajes contradictorios. Ten cuidado de usar palabras, un tono vocal, gestos, posturas y expresiones faciales que sean congruentes y maximizarás tu mensaje.