Zumbido en los oídos después del ejercicio

Cuando te bajas del elíptico o has acabado una ronda de levantamiento de pesas, puedes notar que experimentas un zumbido o sonido agudo en tu oído. Aunque puedes estar preocupado, es una ocurrencia común y puede estar relacionada a una condición conocida como tinitus, la cual causa que oigas zumbidos después de ciertas actividades. El zumbido es usualmente inofensivo, excepto cuando es el síntoma de una causa más seria. Conoce cuándo tomar un descanso y cuándo preocuparte cuando oigas el zumbido después de tu ejercicio.

Síntomas

Cuando oyes zumbidos en tus oídos después del ejercicio, puedes notar algunos otros síntomas. También puedes sentirte mareado y con náuseas. El zumbido puede sonar diferente para otras personas, con algunas explicándolo como un chillido agudo y otras describiendo un silbido punzante y pulsante. Puedes notar que el zumbido es peor cuando participas en ejercicios extenuantes o esfuerzas tu cuerpo más de lo habitual.

Causa

La forma más típica de tinitus después del ejercicio es causada por el incremento del flujo sanguíneo en tu cuerpo. Cuando te ejercitas, tu corazón bombea más sangre para ayudar a apoyar a tus músculos con oxígeno. Esto puede resultar en sangre extra bombeada a áreas que pueden no necesitarla, como tus oídos. El zumbido también puede ser el resultado de infecciones de oído y resfriados, el cual puede incrementar mientras colocas presión en tus oídos a través de un incremento del flujo sanguíneo durante el ejercicio. También puedes experimentar tinitus al mantener tu música con demasiado volumen en tu oído.

Prevención

Al mantener tu música a un nivel más suave que lo normal, podrás reducir la tinitus causada por el sonido. Baja el volumen de la música al 50 por ciento de la capacidad total de tu reproductor para poder preservar tu audición y evitar el zumbido en tus oídos después de ejercitarte. Tómate tu tiempo para enfriarte después del ejercicio, para que no pases de un periodo de alta intensidad a un descanso inmediato. La ralentización gradual de tu ritmo cardíaco puede ayudar a prevenir la tinitus temporal. Maneja tu nivel de estrés y el consumo de alcohol, los cuales pueden contribuir a la severidad de la tinitus.

Tratamiento

Cuando los remedios del estilo de vida y los métodos de prevención no funcionan para detener el zumbido en tus oídos después del ejercicio, es un buen momento para hacer una cita con tu médico. Él podrá examinar tu oído y buscar problemas como bloqueos por cera o una infección. Una vez haya descartado causas con remedios fáciles, podrá recetar herramientas como el ruido blanco, unos auriculares más suaves o incluso una ayuda auditiva, si es necesario. Aunque algunos antidepresivos pueden ayudar a reducir la tinitus, usualmente no son recetados para unos casos simples inducidos por el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por ana maría guevara