Ambien (zolpidem) y los problemas del hígado

Ambien, el nombre comercial de la droga zolpidem, reduce la actividad del cerebro, por lo tanto, los médicos prescriben Ambien para el tratamiento a corto plazo del insomnio.

Ambien, el nombre comercial de la droga zolpidem, reduce la actividad del cerebro, por lo tanto, los médicos prescriben Ambien para el tratamiento a corto plazo del insomnio.

Los pacientes que sufren de insomnio, la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido, a menudo buscan la ayuda de medicamentos para ayudar a obtener el descanso que necesitan. Ambien, el nombre comercial de la droga zolpidem, reduce la actividad del cerebro, por lo tanto, los médicos prescriben Ambien para el tratamiento a corto plazo del insomnio. Algunos pacientes, como aquellos con problemas en el hígado, no deben tomar Ambien, ya que puede dañar las células del hígado, lo que contribuye a problemas de hígado.

Función hepática

El hígado, el órgano interno más grande, produce sustancias vitales, como la albúmina y la bilis, almacena sustancias como el azúcar y las vitaminas, y filtra las sustancias nocivas de la sangre. Todo lo que se ingiere en el cuerpo, incluyendo los alimentos y medicamentos, entra en el torrente sanguíneo a través del tracto digestivo y viaja hasta el hígado. La mayoría de los medicamentos metabolizan o se descomponen en el hígado y algunos, como Ambien, pueden descomponerse en sustancias que pueden dañar las células del hígado.

Efectos de Ambien


Una vez ingerido, el hígado descompone el Ambien.

Una vez ingerido, el hígado descompone el Ambien. Las enzimas en el hígado, como el citocromo P450, rompen la droga en moléculas más pequeñas parecidas a las del alcohol, tal como se describe en la investigación publicada por Pichard y asociados en la edición 1995 de la "Drug Metabolism and Disposition". Los derivados de alcohol son tóxicos y pueden dañar las células del hígado. Así que, aunque estas moléculas más pequeñas viajan al cerebro para producir los efectos sedantes buscados, también puede causar o contribuir a los daños a las células del hígado.

Efectos secundarios

Aunque Ambien puede ayudar eficazmente a las personas con problemas de sueño, también produce una serie de efectos secundarios negativos. Los efectos que Ambien crea en el cerebro causan mareos, somnolencia, debilidad, marcha inestable, dificultad con el equilibrio, temblores incontrolables y dolor de cabeza. Otros efectos secundarios de Ambien incluyen estreñimiento, diarrea, gases, acidez estomacal, dolor de estómago, boca seca, dolor muscular y dolor en las articulaciones.

Ambien y el alcohol


El alcohol deprime el sistema nervioso central, lo que significa que disminuye la actividad del cerebro.

El alcohol deprime el sistema nervioso central, lo que significa que disminuye la actividad del cerebro. Este efecto del alcohol aumenta no sólo los efectos sedantes de Ambien, sino también los efectos secundarios negativos. Además, el alcohol ingerido pasa al torrente sanguíneo y viaja a través del hígado, que funciona para descomponerlo en subproductos, incluyendo acetaldehído, un compuesto tóxico que puede dañar las células del hígado, causando inflamación y conduciendo a la acumulación de tejido de cicatriz. Los efectos dañinos del alcohol pueden, por lo tanto, aumentar los posibles efectos perjudiciales de Ambien.

La reducción de problemas de hígado

Los pacientes deben revelar cualquier antecedente de enfermedad hepática con sus médicos antes de tomar Ambien. Para evitar daños hepáticos adicionales, los médicos pueden recomendar otra ayuda para el sueño o tratar al paciente mediante enfoques no farmacológicos, como la terapia cognitiva-conductual. Debido a los efectos dañinos del alcohol, los médicos no recomiendan tomar ningún medicamento recetado con alcohol para dormir, incluyendo Ambien. Los pacientes deben informar a su médico si beben o han bebido alguna vez grandes cantidades de alcohol antes de tomar Ambien, de acuerdo con la U.S. National Library of Medicine.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por luciano ariel castro