Cómo usar un par de zapatos de tacón para una cena elegante en un restaurante

Las salidas a cenar sirven como una oportunidad para vestirte de manera elegante y lucir de lo mejor. Los zapatos de tacón pueden transformar un atuendo en segundos, proporcionando sofisticación mientras favorecen la figura. Hay un estilo de tacón para cada quien, además hay algunos trucos que hacen que los zapatos sean más cómodos de usar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Selecciona los zapatos en un tono neutro o un estampado sencillo. Los tonos de gris, negro y marrón claro combinan bien con la mayoría de los atuendos y ayudan a crear una imagen clásica.

  2. Elige zapatos con una altura apropiada de tacón de 5 pulgadas o menos. Los tacones de altura media son elegantes y cómodos, permiten a quien las usa moverse con facilidad. Quienes no estén acostumbradas a los tacones pueden comenzar con uno de tres pulgadas para evitar arquear demasiado al pie, aquellas que si estén acostumbradas usar tacones de manera regular pueden elegir un tacón más alto.

  3. Toma en cuenta el resto de tu atuendo. Si estás usando una falda que llegue a un poco más abajo de la rodilla, elige un tacón tipo "kitten" para favorecer las piernas. Si estás usando pantalones o una falda larga, los tacones de corte delgado o "estilettos" son los mejores, ya que ayudan a alargar la pierna.

  4. Coloca soportes para el arco en los tacones para mayor comodidad. Si los zapatos de tacón son nuevos, pueden sentirse un poco rígidos antes de que tus pies se ajusten a su forma. Los soportes para arco, que están disponibles en forma de gel o de cojín acolchado en tiendas departamentales ayudan a aliviar la tensión acojinando la suela.

  5. Mantén una postura apropiada. Los zapatos altos hacen que el peso del cuerpo se acumule hacia adelante, así que debes caminar con la cabeza y los hombros hacia atrás para mantener el balance apropiado y quitar algo de presión a los pies.

  6. En el caso de unos zapatos nuevos, aplica fricción a las suelas para evitar resbalones. Consigue unos protectores de suela en una zapatería o raya la suela con una llave en varios puntos.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por reyes valdes